Un local con buena música

Borch Peleven (Facebook):
“Cualquiera que me conozca sabe que me encantan los bares, porque son foro y refugio. Si además se caracterizan por su ESTRATOSFÉRICO nivel musical (sonaba este temazo de Charles Bradley cuando he entrado, seguida de Crowded House) y por una decoración donde priman los Dylan, Bowie y demás junto con fotos de Getxo, poco se puede mejorar en La Estación De Neguri. Fenomal haber coincidido con Ricardo Oleaga Barruetabeña para ponerle cara.

Malas noticias, desayuno y buenas canciones

Buenos días y mejor desayuno. El mío ha consistido en mala ostia y preocupación por el ataque contra Siria, zumo naranja industrial, naranjas enteras, nueces, café con leche (desnatada, je), tres galletas maría y una magdalena. Feliz sábado, eso por adelantado.

Tremendo ambiente ayer, por cierto, en el acto de presentación de la expo de acuarelas de RICARDO VILLAR en La Estación de Neguri, pese a la lluvia.

Canciones como esta de la estadounidense de Phoenix (Arizona) COURTNEY MARIE ANDREWS (de su nuevo disco “‘May Your Kindness Remain’), aportan luz, ayudan a disipar esas nubes omnipresentes que cada vez nos afectan/intimidan menos, a todo se acostumbra uno. Menos, gracias a Dios, a la sinvergonzonería de los “servidores” públicos.

Cuando compruebas el desempeño vocal de ciertos artistas del mundo country-folk (en realidad, son muchos: ayer pusimos a Grant-Lee Philips) te da por pensar que hay tantos artistas pop que no saben cantar o que carecen absolutamente de una voz no ya capaz de transmitir emoción sino siquiera significativa…, ¿se darán cuenta o es cosa solo nuestra?

En realidad, antes quería poner esta canción que va abajo, pero la que ha quedado al final, “Lift The Lonely From My Heart” tampoco estaba mal, ¿no?. Bueno, va la acoyonante “Rough Around The Edges”.

La expo de Juan Isasi, hasta el 12 de enero

Sólo tienes hasta el viernes 12 enero para disfrutar de la celebradísima expo de acuarelas de JUAN ISASI, que “retratan” paisajes tan familiares para los getxotarras como este de la obra que te presentamos hoy y por el que tantos paseos hemos dado a lo largo de los años.
Esta exposición la tienes en La Estación de Neguri; no te demores, te esperamos.

banda sonora: “Loving you”, un clásico del soul/pop interpretado por una de las voces más increíbles de la historia de la music, MINNIE RIPERTON, que dedicó toda su breve vida a estudiar canto (incluso cuando llegó a ser una estrella) y a perfeccionar su maravillosa voz. Murió en 1.979 con solo 31 años víctima del cáncer de mama, y fue de las primeras artistas que en lugar de ocultar la enfermedad, lo comunicó en una entrevista y ayudó a otras mujeres que sufrían su situación.
MINNIE RIPERTON es noticia estos días porque se acaba de publicar una reedición -al parecer, fantástica- de su disco de referencia, “Perfect Angel”, que salió al mercado en 1974. (“Acrobatic soprano” leemos sobre ella en una reseña de este disco en inglés, y tiene su aquel la definición).

Mal tiempo y buena música

¿Balada electrónica, cacharros tecnológicos, bytes y sentimiento? Sí, puede ser, y además le va como anillo al dedo a este tiempo de m., borrasca tras borrasca, que llevamos demasiadas semanas sufriendo.
Dos días de sol y luz, por favor.
Mientras tanto, a disfrutar de “For You” en la que JOE GODDARD, miembro de los siempre bailables y disfrutones Hot Chip, hace las voces a un tema que incluye MICHAEL MAYER en su disco “&”. La canción nos recuerda a nuestros adorados Junior Boys, y eso es mucho decir. Se han hecho varios remixes de esta canción, supongo que para su uso en discotecas y tal, pero esta es la versión original, que ya suena suficientemente sensual y dinámica, digo yo.

Y nada, paciencia con el tiempo. En pocos años, me mudo al Sur y va a ser para siempre. Harto me tienen ya, frío, viento, lluvia, días que parecen noches y, de remate, los malditos resfriados. Nunca entenderé a quienes prefieren el mal tiempo. ¿por qué en todos los países del mundo se llama mal tiempo a este que nos persigue estas últimas semanas? Pues por algo será, hombre.

Me voy a sacar al perro, y a quedarme consiguientemente congelado. Menos mal que siempre nos queda la music.

El Athletic, en plena crisis existencial

VIERNES Y VISPERA DE REYES. El Athletic sumido en plena crisis existencial con el problemón de la marcha de Kepa, y el folk/country sin alergias ni fronteras dándonos, casi cada día, nuevas alegrías. La music nunca nos falla, y menos mal. Hoy, CIRCUIT DE YEUX nos salva de la depre. Mañana es Reyes, y en casa seguimos celebrándolos, en pijama tras el desayuno desenvolviendo regalos y sonriendo sin parar, solo ocurre una vez al año; será que somos gente de tradiciones.

LLUEVE y casi está confirmado que NOS QUITAN A KEPA. Es porque él quiere, y se comprende: en el fútbol, la fama universal, la posibilidad de jugar las mejores competiciones del mundo y el acceso al gran dinero solo los pueden ofrecer media docena de clubs multimillonarios, la mayoría ultrafinanciados por dinero de la tele, el petróleo árabe o, en el próximo futuro, el imparable aluvión asiático. Ahora bien, ¡Viva la libertad individual y que cada uno haga con su carrera profesional y su vida personal lo que estime conveniente!, eso por adelantado.

¿Si deseamos que le vayan bien las cosas a Kepa? Pues, desde luego, tampoco lo contrario, pero no sé, la verdad. Su decisión, aparentemente muy meditada, hace daño, y donde duele: que uno de los más emblemáticos y consolidados valores surgidos de la cantera del Athletic, un chaval de Ondarroa de solo 23 años que sin haber cumplido siquiera una temporada completa en Primera con el que ha sido su equipo desde que tiene dientes y con el que en buena lógica debería soñar jugar al menos una buena parte de su vida deportiva, decida cambiar de club sin terminar siquiera la primera etapa del ciclo de su vida en el Athletic, disgusta y preocupa a los aficionados porque nos reafirma en que el poder emotivo, de cercanía y afinidad con tu terruño y tu infancia de lo que ya es más su negocio que una actividad deportiva, está tocando a su fin. ¿Qué es primero para el club, los éxitos deportivos, cada vez más inalcanzables, o la protección y mantenimiento de sus esencias y peculiaridades?

Aceptamos que si realmente Kepa fuera ya uno de los cinco o seis mejores porteros del mundo, el hecho de que el Athletic (serie media/media en el concierto mundial) no pueda retenerlo por su insuficiente fortaleza financiera respecto de los grandes clubs del futbol planetario es una desgracia inevitable a día de hoy, es decir, con la mentalidad pragmática e individualista de todas las personas, y cómo no de los deportistas que tienen una carrera profesional más corta y exigente que la de casi cualquier otro trabajador; pero que Kepa se nos escape a las primeras de cambio, sin haber demostrado apenas nada (qué menos que un par de temporadas excelentes en Primera), más allá de que apunta maneras de gran portero, es un fracaso en toda regla para el Athletic.

No es un detalle menor ni un asunto puntual; quizá el problema es de fondo, y a Urrrutia y su séquito -a los que un poco menos de soberbia y de cerrazón fundamentalista y un poco más de contacto con la cruda realidad les vendría muy bien- les falte entereza, lucidez y modestia para asumir que nuestro equipo (en un ejercicio de realismo que parece querer soslayarse) ha de saber conformarse con disfrutar solo de la primera etapa -dos, tres o cuatro años riendiendo al máximo-, de los pocos cracks que pueda generar su cantera; y nada más, porque antes o después, se irán a donde les paguen más y donde puedan luchar por objetivos deportivos más ambiciosos.

Kepa, dice la prensa blanca, se pasó anteayer por las instalaciones deportivas del Real Madrid para pasar el preceptivo examen médico. En otras palabras, ya tiene pie y medio en uno de los tres o cuatro mejores equipos del mundo. Se nos ha ido. Habrá que resignarse, es ley de vida, el dinero -y lo que conlleva- manda, pero parece obligatorio hacer un ejercicio de -profunda- reflexión cara al futuro.

———————————————————————————–

Y ahí lo dejamos, con una estupenda y enrevesada canción de la enésima revelación que nos llega de EEUU. Realmente curiosa la propuesta de CIRCUIT DE YEUX (el proyecto de la aún veinteañera Haley Fohr), que en su ya sexto disco demuestra que desde el folk (y ahí metemos, cómo no, el country alternativo) y el indie-rock menos acomodaticio se puede llegar casi a cualquier lado; emocionante, tremendo, sugerente, evocador y hermoso, se entiende.

Solo nos quedan los jóvenes

SÁBADO. Solo nos quedan los jóvenes; nuestra generación, que es la que dirige el mundo, ya ha dejado bien claro lo que da de sí.

Paso a la juventud, que tiene derecho a perseguir la felicidad y el bienestar, a no encontrarse un planeta desquiciado e inhabitable.

Se llama JULIEN BAKER, es de Memphis, Tennessy (EEUU) tiene 22 años, y acaba de publicar su segundo disco largo, una maravilla de escueto folk-rock de autor titulada “Turn Out The Lights”. Pero en esto no le hagamos caso: hay que dejar bien encendidas las luces, si creemos en un futuro viable, es necesario que se vea nítidamente la magnitud del desastre. Y es que, no conformes con lo conseguido, seguimos innovando, creando más desgracia, miseria moral e injusticia.

No nos es suficiente con el terrorismo, los chalados armados matando al personal indiscriminadamente, las guerras que nunca acaban, los nacionalismos fanáticos y excluyentes, los populismos demagógicos, la corrupción sistematizada, la precariedad laboral, los atentados al medio ambiente, la explotación de la mujer (¡asco de prostitución!)… la violencia machista y otros horrores de parecido pelaje: en el periódico leemos hoy que en el país que vio nacer a esta joven artista, modelo de prosperidad y democracia para algunos desinformados, se ha detectado un incipiente mercado: el de cadáveres humanos, familiares que venden los cuerpos, en parte o en todo, de sus difuntos para sacar algo de pasta y/o porque no pueden costearse el entierro. ¿Qué estamos haciendo?

Lo dicho, que los jóvenes empiecen ya a tomar cartas en el asunto, el futuro es suyo. Solo nos quedan los jóvenes; nuestra generación, que es la que dirige el mundo, ya ha dejado bien claro lo que da de sí.

Paso a la juventud, que tiene derecho a perseguir la felicidad y el bienestar, a no encontrarse un planeta desquiciado e inhabitable.

Esperanza, la palabra clave del momento.

Esperanza, la palabra clave del momento. Y no porque es lo único que nos queda ante el cansino y aparentemente irresoluble problema catalán, ante la penosa crisis de los refugiados o las catástrofes naturales que siempre se ceban en los más pobres, ante el cruel terrorismo islamista o la imparable violencia machista, ante el cataclismo diario causado por la estupidez de Trump y por la incompetencia de los políticos del país y de fuera, ante los alquileres imposibles y los sueldos miserables que les ha tocado sufrir a los jóvenes… Tampoco es porque “Esperanza” es el elocuente título del primer disco de RICARDO LEZÓN (líder de los maravillosos Mcenroe getxotarras), sino porque la existencia de jóvenes artistas como el propio Ricardo y como MARIA ARNAL i MARCEL BAGÉS parece querer indicar que aún queda esperanza en, al menos, un mundo en el que la sensibilidad, la empatía, la el inconformismo y la poesía tengan su espacio.

La letra de la canción de MARIA ARNAL i MARCEL BAGÉS incluida en el mensaje que comparto es más reivindicativa y aferrada a la actualidad; esta es más romántica, pero ambas son estupendas. “Tú que vienes a rondarme”. Esperanza, sí.

Donde va a acabar todo esto….

Dónde va a acabar todo esto. Cansancio, tedio, asqueo. Por si la saturación pretérita no fuera suficiente castigo, el conflicto catalán ha rescatado y nos ha hecho rememorar las palabras de mil duros, las proclamas grandilocuentes, el maniqueísmo, el cinismo calculador, las sobreactuaciones desvergonzadas, la demagogia clientelista, el reduccionismo pasto perfecto para simples y asimilados, las infantiles utopías, los interesados y falaces mitos, las manipuladas tradiciones, las trágicas revoluciones… Todo es interés, casi todo es mentira. Lunes, acaba un verano que no quiso comenzar, y llueve.

Vivimos tiempos difíciles, sí; bien oscuros. Pero también con poca luz (sustitúyase, en su caso, por lucidez -que parece venir de luz-) e incluso presagio de tormenta pueden conseguirse resultados apreciables. Mantengamos, pues, la esperanza.
Bajando a la playa de Azkorri, una noche de este verano.

banda sonora: la dulce melancolía hipnotizante -pero compasiva con el afectado- de los neoyorkinos WIDOWSPEAK; acaban de publicar su cuarto disco grande, “Expect the Best”; nos recuerdan a los Mazzy Star de la diosa de la tristeza Hope Sandoval y a los más actuales Beach House y Cigarrettes After Sex. Music sensual, hermosa y con un punto misterioso/inquietante. En fin, como nos gustaría que fuera la gente, las situaciones, la propia vida. Lunes oscurito, sí.


Y otra mas

Dos sugerencias para esta semana:

MIÉRCOLES, ya es mayo a todos los efectos y no pasa nada especial, lo que tampoco es para quejarse. Estamos bien. Y seguimos aquí, en ello.

Dos sugerencias para esta semana:

1) una peli: LADY MACKBETH, dirigido por un debutante, William Oldroyd, es un dramón sin contemplaciones ni personajes buenos que sufren injusticias en los que apoyarse, transcurre en una zona rural en la reprimida época victoriana inglesa, es 1.865, y está basada en una novela rusa (de Leskov) de mediados del XIX.
Una joven, mediante un matrimonio de conveniencia pactado por su padre, llega a la casona -austera más que sobria pero elegante y señorial, y con varias criadas- de una penosa familia terrateniente compuesta por un anciano autoritario, violento, despiadado y machista a más no poder y su inestable, reconcentrado y asimismo enfurecido hijo, el marido de la joven, que menospreciado por su padre y su entorno, muestra tendencias sádicas y revela una personalidad asocial e incomprensible.
A nuestra heroína, poco más que una niña recién llegada a una casa ajena que nunca sentirá suya, los dos hombres, cada uno a su manera, la desprecian y humillan sin mayor motivo, y le obligan a una vida de reclusión, a respetar insoportables y estrictas normas asociadas al “decoro” femenino de esos tiempos, a asumir una vida de tedio y sometimiento que ella no acepta, por lo que aprovechando una circunstancia favorable (un largo viaje de su marido), inicia un radical -y sin red de emergencia- proceso de emancipación que termina en un drama que, no temas, no te hará llorar porque el responsable de esta peli no busca que empatices con ningún personaje, que ya es habilidad. ufff.
Heavy, romántica y trágica, entretenida de ver, muy realista y nada acaramelada, celebradísima por la crítica nacional y mundial y de una belleza formal intachable, está siendo cuestionada por algunos espectadores. Lógico. El esarrollo y, sobre todo, la resolución final del relato deja, además de sorprendido y desconcertado, incómodo, por no decir disgustado al público, y eso digámoslo otra vez, tiene su mérito.
Hasta el moño de lo políticamente correcto y de los finales felices que estamos. Quizá por eso nos gustó tanto LADY MACKBETH. Ah, visualmente es preciosa (el encuadre, la iluminación y la composición de las escenas de interior son alucinantes,casi pictóricas) y el relato, durísimo, árido y concreto a más no poder, sin divagaciones ni pérdidas de tiempo. Que también se agradece, no sobra el tiempo para perderlo en subrayados ni en prolongaciones innecesarias de diálogos o escenas.
Estamos ante una peli diferente pero de verdad. Nos recordó a la inolvidable “Elle” con una Isabelle Hupert de otro mundo, y eso es decir mucho. Florence Pugh, la actriz (nuevo rostro, ya, del cine mundial; y si no, al tiempo) que encarna a la protagonista de LADY MACKBETH roza la perfección, saliendo airosa en unos primeros planos muy comprometidos.
¿Cómo se compone la gestualidad de un rostro y la corporeidad de un físico y de una postura de una niña víctima de insoportables abusos que en su búsqueda de libertad se convierte en una asesina cruel y carente de escrúpulos? Sólo por ver cómo logra Florence Pugh este milagro merece ver LADY MACKBETH .

2) Un disco nuevo de chica, que como es sabido son nuestra debilidad más manifiesta en esto de la music. Se trata del de FEIST, cantautora folk-pop con bastante fama, epítome de lo que se dio en llamar el indie-mainstream (esto es, mitad prestigio y excelencia creativa; y mitad comercialidad y relativo éxito de masas), que vuelve a grabar tras su no muy aplaudido “Metals” de 2.011 pero que no estaba mal. El problema es que con “Let It Die” (2.004) y “Reminder” (2.007= la petó, je.
Feist es canadiense e hija de artistas, por supuesto, canta de maravilla, tiene unos 40 años, y participó, en realidad la formó con otros amigos, en una superbanda de primeros de siglo, Broken Social Scene (le vimos en directo en un Primavera Sound, je, eran el ciento y la madre en escena) pero lleva editados nada menos que siete discos a su nombre.
Feist es una importante estrella indie, que ha colaborado, además de con sus BSS, con José González, Wilco, Peaches, Kings Of Convenience…, tremendo pedigrí tiene, sí, su carrera. Y su nuevo disco mola mucho, y tiene canciones muy diferentes.
Nos quedamos con una de las más rockeras. Feliz miércoles.

Actualidad de nuestro local a primeros de mayo

Sabéis que seguimos con la expo “Arrantzaleak” del veterano pintor JOSÉ FERNÁNDEZ MORÁN y que os esperamos con la mejor selección musical (estamos pinchando mucho novedades como las del reaparecido lider de The Kinks Ray Davies recordando su época americana, el pop vintage y mágico de Proper Ornaments, el neoblues vocal de Eric Bibb, toda la discografía de Stve Gunn al que vimos anteayer en un fantástico concierto en Bilbao, el disco del ansiado regreso de los neoyorkinos de las guitarras flotates en cresCendo THE NEW YEAR, el pop eltoniano de FATHER JOHN MISTY, dos discazos del country que nos gusta a nosotros, los de la delicada y autoexigente Tif Merritt y el veterano Michael Chapman en plan Cash o Van Zandt, el descubrimiento del rock con sentimiento de VAGABON, la sorpresa de lo nuevo de FOXYGEN, el tristísimo y un poco monocorde homenaje del gran MOUNT EERIE a su mujer fallecida, las 50 canciones nuevas del superdisco de otra banda mítica que reaparece, MAGNETIC FIELDS….

Os dejamos con un encantador video de MCENROE grabado hace ya varios años en acústico haciendo lo que hasta ayer (se publicó un disco de dos canciones, habrá que pillarlo) era una canción inédita -y fenomenal, claro- de la banda que muy pocos conocíamos, “Escorpiones”.