“De los ojos adentro”, documental para TV

Reunión de cuatro personalidades de la cultura vizcaina en el aperitivo de La Estación de Neguri, de izda a dcha: Javier Rebollo (director y guionista de cine), Maria Eugenia Salaverri (periodista, escritora, guionista y productora de cine y TV), Martín Ballesteros (pintor) y Juan Torre (fotógrafo).

El motivo del encuentro era celebrar el feliz desarrollo de un proyecto largamente gestado, “De los ojos adentro”, un documental para TV sobre el fotógrafo cuasiinvidente JUAN TORRE, buen amigo y cliente habitual de nuestro local.

Es muy recordada “Imágenes para tocar”(diciembre 2012), espectacular muestra de fotos en gran formato de conocidos artistas de la música, cuya principal peculiaridad era su superficie en relieve y que podían/debían palparse convirtiéndose en disfrutables por las personas invidentes o con severas dificultades de visión. Como lo es el propio autor que, precisamente, en este documental dirigido por Javier Rebollo y producido por María Eugenia Salaverri explica las dificultades (y la trayectoria vital y artística consiguientes) con que se topó cuando, ya siendo persona adulta y consolidada en su profesión de fotógrafo, le sobrevino una enfermedad que dejó casi absolutamente mermada su capacidad visual.

Y por no despedirnos sin más…

te sugerimos una película, “Pájaros de verano”, de los colombianos Cristina Gallego y Ciro Guerra (os dejamos la reseña que escribimos hace unos días sobre ella)

y la escucha de la primera canción que se ha dado a conocer de uno de los discos más esperados de este año, el de la estadounidense ALDOUS HARDING, una de nuestras más queridas divas jóvenes del neofolk que tanto nos gusta.

Aquí, nuestro comentario sobre “Pájaros de verano”. Solo una opinión, claro.

Vimos este pasado domingo, en el cine, PÁJAROS DE VERANO, de Ciro Guerra y Cristina Gallego. Os cuento un poco.

Para mí, es una de las películas más apasionantes de los últimos años, con una fuerte y muy original componente histórica y antropológica que lejos de restar amenidad al relato refuerza y enmarca inmejorablemente la narración de una desgarradora tragedia que explica muchas cosas, desde el inicio del narcotráfico en Colombia (¿y en el mundo?), los ritos ancestrales de la comunidad wayuu, los traumas que genera la violenta irrupción del capitalismo -representada por el dinero fácil del narcotráfico-en una aislada, austera y tradicional comunidad agrícola y ganadera estructurada en clanes familiares…,

Impresionante. Si Ciro Guerra y su pareja Cristina Gallego nos asombraron con la épica y mitológica historia de “El abrazo de la serpiente” en un suntuoso blanco y negro, con “Pájaros de verano” vuelven a crear un artefacto cinematográfico no solo diferente al 99% de los productos creados por la industria sino casi insólito, rebosante de virtudes (qué tal, sin ir más lejos, la cantidad de cosas que se aprenden en esta peli y lo bien contados e integrados que están los elementos informativos dentro de la historia apasionante que se nos cuenta).

Una de esas pelis que, al igual que “Roma” muestran la grandeza y la vigencia del séptimo arte, sus fantásticas posibilidades como el más fascinante medio de expresión para artistas con talento que saben buscar historias originales con enfoques realistas (en el sentido de no puramente convencionales y evasivos) y comprometidos (en ambas obras se habla, por ejemplo, y se le da protagonismo estelar, no complementario ni decorativo, de las comunidades indígenas rurales o latinoamericanas).

Films de fuerte componente cultural, que no solo entretienen y emocionan inteligentemente al público sino que además le aportan nuevos conocimientos, le acercan realidades desconocidas, además de puntos vista no convencionales sobre hechos por todos conocidos.

No te la pierdas. El paisaje del desierto de Guajira, los atuendos de los personajes (vestidos, sombreros, collares…), el idioma de los wayuu y sus ritos y tradiciones son otros tantos personajes más de una peli muy recomendable que aborda diversos y muy actuales subtemas (el matriarcado, la educación de los hijos, el respeto a las tradiciones como método de supervivencia, el peso opresor de ciertos ritos sociales, la supervivencia de modos de vida cuasi tribales, la importancia del diálogo para evitar conflictos…) a la que se le pueden, naturalmente que sí, reprochar ciertas cositas (va, solo una: es más eficaz e interesante todo el contenido “documental” de la peli que el discurrir de la propia historia o las interpretaciones de alguno actores principales en este relato trágico de un letal enfrentamiento familiar por cuestiones de honor y ambición) que no plasmaremos aquí porque “Pájaros de verano” nos ha gustado tanto que sería injusto ponerle cualquier pero.

“Petra” de Jaime Rosales

Junto a “Petra”, de Jaime Rosales (incomprensible que no tuviera media docena de nominaciones en los Goya 😡), mi peli favorita española del año pasado es , desde hace un rato, “La enfermedad del domingo”, de Ramón Salazar, por la que una extraordinaria Susi Sancneguriw3bhez logró su muy merecido Goya que, por cierto, podría haber ganado perfectamente Barbara Lennie por esta misma peli.

Acabo de verla en Netflix, sin despegarme un segundo del iPad; en su momento no me enteré de que esta peli de madre e hija abandonada por aquella que se reencuentran tras más de tres décadas sin verse ni saber la una de la otra era tan buena y tan diferente a las pelis habituales; de hecho, solo recuerdo haber leído una crítica – muy elogiosa, eso sí- de J. Ocaña en El País.

Es una historia dramática, cruda y realista pero de alto nivel artístico, con un inicio deslumbrante y barroco y un final no por previsto menos impecable que delimitan un guion de orfebrería plagado de detalles de calidad y casi perfecto; unos diálogos concisos, siempre al grano y cortantes a la vez que muy bien escritos, a menudo rodeados de elocuentes silencios y en los que no sobra nada; una ambientación paisajística y de interiores muy acertada y estética; y, quizá lo más esencial de la obra, dos actrices portentosas que te hacen recordar por qué amas tanto el cine que habla de la vida y de nosotros inmersos en ella y que te conmueve con las mejores artes, los mejores y más honestos recursos cinematográficos.

Bien por Ramón Salazar, director al que desde ya incluimos entre los pocos que merecen atento seguimiento en nuestro país.

No me canso de ver las interpretaciones de Barbara Lennie: trasmite siempre verdad y emoción, además de complejidad e intensidad, creo que es mi actriz nacional favorita. ¡Vaya dos pelis en un año!

Fe de etarras

Acabo de ver FE DE ETARRAS y voy a acabar pronto con mi comentario: un bodrio de categoría. No te hace reír, ni te hace no ya pensar sino siquiera reflexionar un poco sobre un tema tan particular y controvertido como el final de ETA; ni sorprende, ni te emociona ni crea suspense alguno. Ni tampoco entretiene mucho. Una joya, en otras palabras. Una peli pequeña en todo, no llega siquiera a ser una parodia, van desfilando tópico tras tópico en los supuestos gags, la historia es inverosímil, està narrada como con desgana y cierto desaliño, incluso se hace un poco tediosa durante el tramo medio del -afortunadamente- corto metraje.
Bueno, vale, algún momento gracioso y ocurrente tiene, pero poco más. La producción es más que pobre casi tercermundista, la realización peca de impersonal y fea de solemnidad; y el desenlace final se antoja precipitado, y es de traca y nada ingenioso aunque al menos tiene cierta lectura política.
Yo pensaba que los de Netflix eran un poco más listos; se la han colado. Barata sí, pero floja floja. Un muermo de peli. Fallida. Salvamos solo a los actores, notables los cuatro principales, y el punto de partida de la historia (que no la primera escena en Francia, mediocre de veras), interesante y procedente en esta coyuntura que vivimos, aunque quizá hubiese sido más oportuna hace dos o tres años.

No comprendo las críticas positivas que he leído de profesionales que me parecen fiables. Debo ser yo el raro o el muy exigente. Todo me suena repetido, fácilón e incluso cargante. ¿Será que soy vasco de pueblo pequeño, de toda la vida?
La entrañable Pagafantas y, sobre todo, la arriesgada Negociador, ambas del propio Cobeaga, me interesaron mucho más, incluso las disfruté por momentos. Y Negociador tenía emoción, acción y brindaba sutiles golpes de humor y mostraba la negrura de la época,; en suma, que no eran grotescas, aburridas y ridículas como esta.
¡Mira que no hemos citado una sola escena ni un solo chiste, eh!

Podría al menos Fe de etarras asumir algún riesgo y ser políticamente incorrecta, pero qué va, ni siquiera eso. Es blanca e inane hasta en lo político.

Glen Close bajo el Amboto

GLEN CLOSE bajo el Amboto, en la impresionante, magnífica (hemos tenido la oportunidad de verla por dentro) Casa Rural GOIKOMAIA, ubicada en Atxondo y propiedad de nuestro gran amigo y cliente Mikel Elgezabal.
Cosas del Festival de Cine de Donosti, y muestra de que algunas estrellas tienen criterio y saben elegir. Y es que pocos planes se nos antojan más placenteros y gratificantes que comer en el Etxebarri (el mejor asador del mundo, dicen los especialistas) y alojarte en Goikomaia, que es lo que hizo Glen Close ayer para partir hoy al festival donostiarra, donde presentará su nuevo film “The Wife” (La buena esposa), protagonizada por Glenn Close y Jonathan Pryce y que clausurará la 65 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. “Accesible y cercana”, nos ha dicho Mikel que vio a esta gran diva del cine.
La próxima vez nos la traes a La Estación de Neguri, no hemos podido evitar decirle.

“Déjame salir”, del debutante Jordán Pelee

¿Una peli atractiva y convencional/comercial en el mejor sentido de la palabra? Respuesta:”Déjame salir”, del debutante Jordán Pelee. Por una vez, el racismo tratado de una forma original, con casi de todo en el pack: humor socarrón y elegante, terror, gotitas de -poco sangriento- gore, potente drama, alusiones interesantes a la actualidad socio política, y mucha mala leche en la crítica a la hipocresía progre, además de omnipresente tensión y estresante suspense. Inmejorable dirección de actores y estupenda puesta en escena. La única pega, el precipitado y un tanto facilón desenlace. Momentos desternillantes y también de acojono del bueno. Muchas pelis (buenas) en una.
Nos gustó mucho.

Lunes festivo en Getxo. Se nos ocurren 3 opciones de ocio estupendas.

1) Un día soleado y suficientemente caluroso siempre es adecuado para ir a la PLAYA; si, además, solo es festivo en tu pueblo, con lo que lo presumible es que haya poca gente en los arenales (qué sinónimo más feo, pero estamos poco inspirados hoy y tendrá que valer), pues rozando lo perfecto. Ya estás cogiendo la sombrilla y poniéndote las chancletas, venga.

2) ¿Atacados por la muy respetable pereza a la que rendimos culto domingos y fiestas de guardar, preferimos estarnos quietecitos y dejar lo de exhibir nuestros fenomenales cuerpos ante el público para mejor dia? Pues nos acercamos a La Estación de Neguri, disfrutamos con calma y delectación la EXPOSICIÓN DE FOTOS del joven Juan Labad Ronchel, y nos tomamos un aperitivo en la terraza de tu local favorito de Getxo. Últimamente andamos encaprichados (algunos de nuestros clientes y amigos, queremos decir) con los VERMÚS. Este está funcionando bien, prueba y hazte uno en casa, si quieres y tienes todos los “ingredientes a mano”: Martini Bianco y mucho hielo, una rodaja de naranja y otra de limón, unas gotas de zumo natural de naranja, un chorrito de Campari (si no tienes, prueba con un poco de bitter), después otro de una ginebra con aroma intenso (usamos Bombay Saphire, pero vale cualquier otra) y de toque final, ponemos la tercera parte de una buena tónica, sirve esa que tienes en la cabeza. Remover con cuidado y listo, a morir de gusto, la vamos tomando poco a poco y saboreando esta maravilla. Sugerencia: es tan refrescante y rica esta bebida, te va subiendo a la cabeza con tanta delicadeza e intensidad que apetece consumirla rapidito y repetir, más que nada para confirmar sensaciones; pero es mejor tomar solo uno de estos bellos artefactos; es un trago potente, coloca bastante y tanto efecto como sabor perduran suficiente tiempo. Detalle gourmet, je: una vez bien fría la bebida, no es tontería quitarle todos los hielos menos uno.

3) Para la tarde, una peli, “Bajo el sol”, que la tienes en los cines del Puerto Deportivo; una de esas de calidad, de autor, con objetivos claramente artísticos y hechas en Centroeuropa o Asia típicas de los Multis bilbainos que a veces, afortunadamente, programan en nuestro cine favorito de Getxo. “Bajo el sol” es una peli con poesía genuina, sin mucha cocina, y generosa en emociones fuertes pero a la vez con cierta contención en el drama, que trata sobre la guerra -o mejor dicho sobre sus consecuencias-, serbo-croata de últimos del siglo pasado mostrando la evolución de tres historias de amor (ocurren en 1991, 2001 y 2.011) entre un chico y una chica de cada uno de estos países en su tiempo contendientes de guerra. Y, cómo no, los impedimentos de todo tipo a que deben hacer frente para que su relación prospere. Una peli distinta, a la que han acusado los críticos especializados de tratar con cierta banalidad y distancia un problema tan grave como la guerra, pero que a nosotros ayer nos encantó. Rebosa “Bajo el sol”, dirigida por Dalibor Matanic, de sentimiento y sensibilidad, y de precisión y depurada técnica narrativa. En lo estético (fotografía, encuadre, interiores, paisajes, banda sonora) es una sobria y austera (no podia ser de otra forma: habla de la guerra y sus efectos destructivos) delicia, las tres historias tienen fuerza, funcionan e interesan hasta el final, los personajes son muy creíbles, están perfectamente interpretados y filmados (sobre todo, uno primeros planos muy logrados) y te pasas un rato muy entretenido, con momentos de auténtico disfrute.

Venga, despegamos el culo del asiento que si no no llegamos para daros el aperitivo.

Para después de comer, os proponemos escuchar lo nuevo de MAC DEMARCO. Este temazo, cadencioso y tranquilito, “This Old Dog” es el que da título al disco.

Dos sugerencias para esta semana:

MIÉRCOLES, ya es mayo a todos los efectos y no pasa nada especial, lo que tampoco es para quejarse. Estamos bien. Y seguimos aquí, en ello.

Dos sugerencias para esta semana:

1) una peli: LADY MACKBETH, dirigido por un debutante, William Oldroyd, es un dramón sin contemplaciones ni personajes buenos que sufren injusticias en los que apoyarse, transcurre en una zona rural en la reprimida época victoriana inglesa, es 1.865, y está basada en una novela rusa (de Leskov) de mediados del XIX.
Una joven, mediante un matrimonio de conveniencia pactado por su padre, llega a la casona -austera más que sobria pero elegante y señorial, y con varias criadas- de una penosa familia terrateniente compuesta por un anciano autoritario, violento, despiadado y machista a más no poder y su inestable, reconcentrado y asimismo enfurecido hijo, el marido de la joven, que menospreciado por su padre y su entorno, muestra tendencias sádicas y revela una personalidad asocial e incomprensible.
A nuestra heroína, poco más que una niña recién llegada a una casa ajena que nunca sentirá suya, los dos hombres, cada uno a su manera, la desprecian y humillan sin mayor motivo, y le obligan a una vida de reclusión, a respetar insoportables y estrictas normas asociadas al “decoro” femenino de esos tiempos, a asumir una vida de tedio y sometimiento que ella no acepta, por lo que aprovechando una circunstancia favorable (un largo viaje de su marido), inicia un radical -y sin red de emergencia- proceso de emancipación que termina en un drama que, no temas, no te hará llorar porque el responsable de esta peli no busca que empatices con ningún personaje, que ya es habilidad. ufff.
Heavy, romántica y trágica, entretenida de ver, muy realista y nada acaramelada, celebradísima por la crítica nacional y mundial y de una belleza formal intachable, está siendo cuestionada por algunos espectadores. Lógico. El esarrollo y, sobre todo, la resolución final del relato deja, además de sorprendido y desconcertado, incómodo, por no decir disgustado al público, y eso digámoslo otra vez, tiene su mérito.
Hasta el moño de lo políticamente correcto y de los finales felices que estamos. Quizá por eso nos gustó tanto LADY MACKBETH. Ah, visualmente es preciosa (el encuadre, la iluminación y la composición de las escenas de interior son alucinantes,casi pictóricas) y el relato, durísimo, árido y concreto a más no poder, sin divagaciones ni pérdidas de tiempo. Que también se agradece, no sobra el tiempo para perderlo en subrayados ni en prolongaciones innecesarias de diálogos o escenas.
Estamos ante una peli diferente pero de verdad. Nos recordó a la inolvidable “Elle” con una Isabelle Hupert de otro mundo, y eso es decir mucho. Florence Pugh, la actriz (nuevo rostro, ya, del cine mundial; y si no, al tiempo) que encarna a la protagonista de LADY MACKBETH roza la perfección, saliendo airosa en unos primeros planos muy comprometidos.
¿Cómo se compone la gestualidad de un rostro y la corporeidad de un físico y de una postura de una niña víctima de insoportables abusos que en su búsqueda de libertad se convierte en una asesina cruel y carente de escrúpulos? Sólo por ver cómo logra Florence Pugh este milagro merece ver LADY MACKBETH .

2) Un disco nuevo de chica, que como es sabido son nuestra debilidad más manifiesta en esto de la music. Se trata del de FEIST, cantautora folk-pop con bastante fama, epítome de lo que se dio en llamar el indie-mainstream (esto es, mitad prestigio y excelencia creativa; y mitad comercialidad y relativo éxito de masas), que vuelve a grabar tras su no muy aplaudido “Metals” de 2.011 pero que no estaba mal. El problema es que con “Let It Die” (2.004) y “Reminder” (2.007= la petó, je.
Feist es canadiense e hija de artistas, por supuesto, canta de maravilla, tiene unos 40 años, y participó, en realidad la formó con otros amigos, en una superbanda de primeros de siglo, Broken Social Scene (le vimos en directo en un Primavera Sound, je, eran el ciento y la madre en escena) pero lleva editados nada menos que siete discos a su nombre.
Feist es una importante estrella indie, que ha colaborado, además de con sus BSS, con José González, Wilco, Peaches, Kings Of Convenience…, tremendo pedigrí tiene, sí, su carrera. Y su nuevo disco mola mucho, y tiene canciones muy diferentes.
Nos quedamos con una de las más rockeras. Feliz miércoles.

La novela “Vernon Subutex” de Virginie Despentes

Enganchados a la serie “THE AFFAIR” (terminando la tercera y última temporada de este adictivo y sensual drama familiar psico-socio-romántico), disfrutando aún de las incómodas reflexiones que propicia y alimenta (eso es lo mejor, que da un punto de vista) la lucidísima, más cruda e incluso escatológica que hiperrealista o supercrítica, porno en el buen sentido si es que lo tiene, punkie, posfeminista y, antes de nada, implacable novela (no deja bien a nadie, ni siquiera al lector) “VERNON SUBUTEX”, de la escritora francesa Virginie Despentes, una autora de nuestra edad cuya lectura no recomendarías a tus hijos pero te gustaría que la leyeran, siempre que no hagan después muchas preguntas, inevitablemente incómodas, eso sí.
Con “Vernon Subutex” (al parecer, primera entrega de una trilogia: nos frotamos las manos) estamos ante un descreído y malhumorado -pero humano, sincero, sensato y muy sensible- manifiesto sobre la resaca de los alocados e irreflexivos años 80, vividos desde dentro del ciclón hedonista, y ante la más ácida visión de la crisis existencial de los 50 que recordemos, y ante la plasmación -sin filtro compasivo o decolorante hipócrita/interesado alguno- del desnorte, la inoperancia y la parálisis intelectual y económica de las hasta hace poco prósperas y casi modélicas sociedades europeas… todo ello narrado, por no decir vomitado, impulsivamente, casi con rencor hacia todo y todos y, desde luego, sin vaselina ni ponderación relativizadora que haga más amable el relato, por la pujante VIRGINIE DESPENTES (se ha convertido en la gran estrella de la literatura gala menos convencional), mujer malherida e incluso quizá resentida (una vida muy complicada y cambiante la suya: sabe de lo que habla, y se nota) y quirúrgica (dispara a todos lados, haciendo puntería por supuesto, y no cree ni en Dios la tía), que mata sus demonios interiores y repasa sus recuerdos haciéndonos disfrutar de una prosa arrebatadora que propone incontables temas de discusión pública muy actuales (feminismo, inmigración, ascensión de la extrema derecha, problemática LGTB como se dice ahora, la prostituciòn y el porno como modo de vida, la crisis del Estado de Bienestar…) y reflexión personal. Novelón con todas las letras, que para más atractivo elige como contexto un ambiente y unas vidas muy vinculadas al rock, marginación vs elitismo, y a la escena alternativa.

Vamos incorporándonos a LA VIDA CORRIENTE tras las vacaciones en el Sur de la vida (je). Esto es, cerrar las raquíticas pero esperanzadoras cuentas del primer trimestre, poner la denuncia por intento (fallido) de robo anteayer de nuestro local, atender al negocio y a la casa de uno, y, por supuesto, cositas más agradables como la de informarte de que ya hemos montado en La Estación de Neguri nuestra nueva exposición, “Arrantzaleak” de José Fernández Morán, a la que estás más que invitado/a. Inauguramos esta tarde/noche de miércoles, avisado/a quedas.
O como la de felicitarnos por tener en nuestro email la entrada del -por momento- único concierto en España de la gira del crack cantautoril más fascinante e imprevisible SUN KIL MOON, o Mark Kozelek, como prefieras. Fecha y lugar de la esperadísima cita: 23 noviembre, Madrid, Teatro Lara (quedan pocas entradas de las de cerca del escenario),
o la de escrutar el horizonte de conciertos que echarnos lo antes posible a los oídos (lo más estelar: el ecléctico, vitaminado y señorial power-pop de ERIK VOEKS en el Colegio de Abogados, el jueves 27 de abril) o la de valorar si merece la pena llegarse (llevamos años siguiendo la pista a este evento, porsierto, y no solo por los estupendos carteles que monta, el entorno debe ser flipante) hasta el VIDA FESTIVAL en Vilanova i la Geltru (Barcelona) a primeros de julio para ver en su jornada del viernes (además de a Flaming Lips y Devendra Banhart, je) a los chicos de REAL ESTATE que llevan, desde 2009 ya, cuatro discos envolviéndonos en la dicha con sus guitarras flotantes y esa suave voz, tan almohadillada, de Matt Mondanile. Y es que con su nuevo disco, “In mind”, la elegantísima banda de New Jersey (eeuu), REAL ESTATE la ha vuelto a liar. Grandes. La muestra, “Darling”:

Planazo para este domingo lluvioso

POCOS PLANES TAN INFALIBLES PARA LA TARDE DE UN DOMINGO LLUVIOSO EN GETXO COMO VER UNA PELI ENTRETENIDA (ayer tocó “Figuras cautivas”, cine comercial disfrutable para un espectador no muy exigente -o sea, nosotros, en domingo- basado en hechos reales, con buenas intenciones, carga moralista y notable efectismo, con la habitual y cada vez más dificilmente soportable dosis de patrioterismo norteamericano), Y DISFRUTAR, última cerveza del finde en mano, DE MUSIC EN DIRECTO EN EL BAR DEL PUERTO DEPORTIVO ANTES CONOCIDO COMO CABO MATXITXAKO. Lo hicimos nosotros ayer, como tantas otras veces en domingo y funcionó a la perfección.

La anécdota del visionado de la peli fue que a una de las principales protagonistas la encarna JANELLE MONNÁE, uno de los iconos de la nueva y más evolucionada music negra. Que nos encanta, vamos.

La peli, como es sabido, narra la vida, en un estado estrictamente segregacionista como Virginia, de tres mujeres negras muy dotadas para las matemáticas que trabajan en la NASA como calculadoras (hacían cálculos con papel y lápiz), justo antes de que se inventaran los ordenadores. Estamos en los 60s, primera etapa de la batalla por la conquista del espacio con la entonces URSS, la de los primeros cohetes lanzados al espacio, primero sin tripulación y finalmente (tras el -inaceptable para EEUU- éxito soviético al adelantarse en este estratégico objetivo que no solo era técnico sino también socio/político/bélico), con un astronauta.

Nos llamó mucho la atención ver a JANELLE MONÁE de actriz, interpretando perfectamente a la chica más joven y guapa, más lanzada y reivindicativa de las tres protagonistas; todas ellas, eso sí, son mujeres de armas tomar e igual de esforzadas, de majas y de listas. Por cierto, da gusto ver lo bien que se llevan entre ellas, pese a ser bien distintas. Y las fotos reales de la época en la que se las ve juntas, de jóvenes y ya ancianas, parecen confirmarlo.

Para nosotros, JANELLE MONÁE es una estrella galáctica (entièndase el juego de palabras) pero de otro “sector”, el de la music. Tiene una voz de otro planeta, je.

En este temazo, “Prime time”que fue éxito en todo el mundo en 2.013 la vemos junto a MIguel, que le acompaña a las voces; hemos elegido esta canción porque, precisamente, Miguel es otro de nuestros ídolos de la music negra del momento: le habrás escuchado alguna vez en La Estación de Neguri, porque lo hemos pinchado con generosidad, sobre todo su disco de hace dos o tres años; a Janelle la ponemos menos, porque esos bajos y esos agudos imposibles de su voz son complejos de encajar en un bar, como el nuestro, en el que la gente acostumbra hablar)

Va, “Prime time”, con JANELLE MONÁE Y MIGUEL. A bailar, que es lunes. Y este primetime es mejor que el de la tele, ¿o no?

Sábado extraño

SÁBADO EXTRAÑO el nuestro de ayer. Un día fresco y tontuno, con ratos de sol, viento y lluvia, que acabó irremisiblemente triste y frío, casi en temporal.

Un aperitivo del mediodía en La Estación de Neguri con mucha más gente de lo habitual en sábado (nuestro fuerte son los domingos), debido en buena parte al funeral del muy conocido y respetado, ya nonagenario, dr. Ernesto Alcibar en la iglesia de San Ignacio.

Por la tarde, el mejor ATHLETIC fuera de casa de toda la temporada (pero con ese portero penoso cuyo nombre y flagrantes errores preferimos no recordar) sucumbe 3-0 frente al Barcelona más desordenado, fallón en defensa y quejica que hemos visto en años. Si ayer no pudimos rascar nada, no lo haremos nunca. Eso es lo peor

De los Goya hablamos otro día. Pero volvemos a decir que, para nosotros, “TARDE PARA LA IRA”, de Raúl Arévalo, fue (junto a Elle, Patterson, La Llegada, Historia de una pasión, Comanchería y alguna otra que seguro nos dejamos en el tintero) una de las pelis del año en general. Y, claro, de lejos, no solo la mejor española que vimos el año pasado sino una de las dos tres más convincentes de la década.

Venga, que tenemos que dar el aperitivo en La Estación de Neguri, donde te esperamos con nuestra cerveza de barril La Salve Bilbao rubia y tostada, nuestros vinitos, marianitos preparados y ricas banderillas.

Os dejamos con una de de las canciones más chulas que ha facturado el pop británico estos últimos años.

THE XX están de actualidad porque acaban de publicar su tercer disco, que mola pero no nos llega tanto como el primero. “Crystalised”, que evidencia el seductor modo de cantar de los líderes de la banda, pertenece al disco de debut de THE XX, publicado en 2.009 y que casa como anillo al dedo con este día tan melancólico y desapacible.