Nosotros éramos de Nacho Vegas

NOSOTROS ÉRAMOS DE NACHO VEGAS. Otros eran de Serrat, de Sabina, de Krahe, de Silvio, de Aute, de Paco Ibáñez o de Antonio Vega, Hilario Camacho, Manolo García, Ruper Ordorika, Ismael Serrano, pero nosotros éramos, sobre todo (además de los euskaldunes Mikel Laboa e Imanol, que tierra e idioma siempre tiran mucho) del asturiano NACHO VEGAS.

Quizá porque la sonoridad de su cancionero nos remitía a Leonard Cohen y a Nick Cave, quizá porque sus seductoras y autodestructivas letras nos hablaban de un mundo cercano, quizá también por su fama de hombre escurridizo, raro, misterioso y con aficiones radicales e insalubres muy de la época.

El caso es que NACHO VEGAS lo vivimos, años 90s y 00s, de una manera muy especial, muy cercana. Por la razón que sea, quizá por todas estas y por tantas otras. Ah, y las canciones, y sobre todo sus letras, nos gustaban mucho, sí.

Y si fuimos tanto de Nacho Vegas fue por temazos como “El Angel Simon”, una canción-relato impecable (dirigida al parecer a un padre, ya fallecido, de costumbres insanas que marcaron su prematuro y desconsolador final) con la mordacidad, el humor corrosivo y el sentimiento a flor de piel marca de la casa. Y, también, con eosos inspirados versos en los que la razón y el pragmatismo acaban siempre perdiendo la batalla contra los recuerdos, los temores, los hábitos y los deseos invencibles

Veremos, claro que sí, este viernes en el BIME a PJ HARVEY, al escocés EDWYN COLLINS (ex-líder de los ochenteros Orange Juice, y con una más que estimable carrera en solitario) y el country-folk-rock sedoso, tranquilo y recitativo/poético de los estadounidenses RICHMOND FONTAINE: son nuestros tres conciertos subrayados y, salvo sorpresa, los veremos completos.

Pero tras estas tres esperadas actuaciones llegará la medianoche, el bocata y la cerveza nª vete a saber, y nos sumiremos en la duda: ¿el pop-rock británico de esos SUEDE que triunfaron en los 90s y han resucitado esta útiam década con dos últimos discos potables, o NACHO VEGAS, nuesto cantautor folrock favorito de hace unos años (y hoy felizmente sustituido por Ricardo Mcenroe, atentos a su próxima carrera en solitario, que comienza con disco a medias con New Raemon)?

En realidad el dilema no es tan trascedental: los últimos discos de Nacho Vegas ya no nos emocionan, y el -más que correcto- pop-rock enfático de Suede nunca nos convenció del todo e incluso les cogimos un poco de tirria las veces que les vimos en directo (en Benicassim cayeron en no menos de tres ocasiones en otras tantas ediciones), más que nada por el cansino rollo fan casi histérico de muchos de sus seguidores, más que nada féminas, todo hay que decirlo. Y es que Brett Anderson es un guaperas estiloso y se muestra como todo un front-men en el escenario..”Su set estará dividido en dos partes: en la primera, interpretarán su último LP de principio a fin tras una pantalla semitransparente donde se proyecta el film que forma parte del disco. En la segunda, los protagonistas serán los grandes éxitos, entre los que se esperan temas míticos como ‘Animal Nitrate’ o ‘Trash’. Ésta será una de las últimas veces que los seguidores de Suede podrán disfrutar de este espectáculo en 2016″.

Pues mira, quizá nos dejamos caer en la segunda parte de Suede, y nos da tiempo así a ver qué tal suena lo nuevo de Nachete. Siempr es una alegría volver a verle. Muchos y buenos recuerdos nos trae su music. “Formalidad, poca, pero que dure”.

Disfrutar de las pinturas de Txema Dominguiez

FELIZ DOMINGO. Pasáos por La Estación de Neguri a disfrutar de las pinturas de TXEMA DOMÍNGUEZ. Otro cantautor folk-pop a seguir: MATT KIVEL.

“……Los árboles sujetan el firmamento. El día que desaparezcan, todo se nos vendrá abajo”

Es lo que podemos leer en la misiva que el pintor getxotarra ha dejado pegada en las paredes de nuestro local.

Inauguramos la exposición de TXEMA DOMÍNGUEZ. el pasado sábado, y los comentarios del personal fueron muy positivos.

“Ver esta expo es como disfrutar del otoño, de sus paisajes y sus colores, de los paseos por el bosque, estar aquí es como una prolongación de la naturaleza”, o algo muy parecido, escuchamos esa noche por parte de los asistentes al animadisimo evento inaugural.

Pues eso, que el impresionismo/expresionista, con ese toque naif tan sugestivo y alegre, de las obras de TXEMA DOMÍNGUEZ. os espera en La Estación de Neguri, tu local favorito de Getxo.

Os dejamos con la music del joven cantautor californiano MATT KIVEL, con “Forgiveness”, canción flipante de su nuevo disco “Fires on the Plain”, en la que colabora -en la parte final del tema-, con su inconfundible y maravillosa voz uno de los pocos ídolos que resiste el paso de los años y el peso del desencanto: Bonnie “Prince” Billy.

Folk/pop innovador (el negociado musical que más nos llena estos últimos años), en este caso con detalles de vanguardia, free, psicodelia, de eso que en su tiempo se conoció como dream-pop (je), de bossa y jazz. MATT KIVEL, sí, buen disco, y con referencias muy diversas y perfectamente combinadas este tercero suyo.

Banda sonora: “Vistahermosa” de McEnroe

Nubes de tarde de otoño en la playa. Hoy, 20 octubre, hace unos minutos. banda sonora: “Vistahermosa”, de los getxotarras MCENROE. De esta canción, impecablemente escrita por Ricardo Lezón, con esa aparente sencillez de la buena poesía, nos fascinan estos versos:

“Y una tarde, en el agua,
de pronto caí en la cuenta
de que tú no me amabas,
que me habías dado la vuelta,
que tu amor era una idea
y esa idea era tan mala como tú,
como tú, como tú, como tú”

“Vistahermosa” salía en el disco de MCENROE “Las orillas”, publicado en 2.012. Quizá la toquen hoy en el Teatro Principal de Donosti.

Ambientazo Dylaniano ayer en nuestro bar

AMBIENTAZO DYLANIANO AYER EN LA ESTACIÓN DE NEGURI. Más de tres horas dedicadas gozosamente a la celebración del Nobel de Literatura concedido, por fin, este año a Bob Dylan.

Nos encantó la MUSIC EN VIVO en vivo, faltaba más, y no podemos sino agradecer a -calculamos, no tuvimos tiempo de contarlos- la docena de artistas, muchos de ellos venidos de Bilbao, algunos incluso en metro guitarras a cuestas, que subieron al escenario a recrear hasta una treintena de canciones de Dylan.

Pero lo más peculiar del evento fueron, por una vez, LAS PALABRAS. Las pronunciadas por Joserra Rodrigo sobre el hecho de la concesión del Nobel a Dylan y sobre la calidad, innovación y originalidad de las letras de sus inmortales canciones, y las palabras recitadas por Iker Díaz, en media docena de canciones -en su traducción al español- del bardo de Minnesota. Muchos fuimos los que dejamos volar la imaginación y sentimos la poesía de Dylan, perfectamente traducida, y leída/ interpretada por Iker, como pocas veces habíamos percibido, de tan dentro que llegó. Nos encantó, por cierto, que en esta parte más “culta” del evento, el local estuviera también lleno; de hecho, no quedó una sola silla libre y mira que pusimos todas las que teníamos. Respecto de la polémica sobre la concesión del Nobel a Dylan, quedaron dos cosas claras: 1) para los seguidores del cantautor por antonomasia, el premio es más que merecido y apropiado, porque reconoce el mérito, el valor literario de las canciones de Dylan y por extensión, de las de otros músicos, y 2) poco importa que a Dylan le haga ilusión el premio, que atienda o no la llamadas de la Academia Sueca, o que se digne ir a recoger el premio a Estocolmo: lo relevante es que su obra ha logrado el mayor reconocimiento institucional imaginable; que es el que le faltaba, porque el otro, el más importante, el de la trascendencia social, el de la admiración popular y el de la crítica musical lo ha tenido siempre. Y que muchos seguidores han hecho un poco suyo el premio a Dylan, de tan suyas que sienten sus canciones. Y, a ellos, a nosotros, eso no nos lo quita nadie, ni el propio Dylan renunciando a recoger el premio e incluso a darse por aludido, si tal cosa ocurriera, que prefiríamos que no, la verdad. Porque mira que molaría ver al amigo Bob agradeciendo el premio con un discurso cantado, hablando, por ejemplo, de otros cantautores como él. O donando la pasta del premio a una cátedra sobre la aportación de la música folk a la literatura mundial, o…

LLENAZO, pues, anoche en La Estación de Neguri, a pesar de la durísima competencia de oferta de ocio esa noche, y es que siempre hay tantas otras cosas que hacer…. Magníficos planes irrepetibles con fecha de ayer, como ver fútbol Champions con morbo en la tele (el primer Barcelona- Manchester City con Guardiola en las filas del equipo iglés), asistir a un concierto de jazz de primera en el Campo bilbaino (John Scofield, guitarrista universal) o, en plan más ruidoso y animado, de rock renovador (Brother Hawk, de Atlanta, gratis, en Bilbao, Antzoki sala superior)…

Lo dicho: tremendo ambiente, 100% dylaniano y con una audiencia no solo nacida entre los años 50 y los 70, sino también con personal más joven (mucho no, pero lo había). Pudimos escuchar lo más conocido del cancionero dylaniano, pero también joyitas más rebuscadas y menos famosas, sobre todo de la primera época de Dylan.

¿No estuviste? No pasa nada, otro día será. GRACIAS a TODOS, SOBRE TODO A JOSERRA e IKER, y a todos y cada uno de los músicos, con especial mención a Adrián (que además de tocar, hizo la labores de sonido) y a Luís Escauriaza, que lo dio todo.

Homenaje a Bob Dylan, en La Estación

Listo. El día “D”, de Dylan, es mañana, miércoles. A las siete y media de la tarde del miércoles 19 octubre, celebraremos en La Estación de Neguri el HOMENAJE A BOD DYLAN con motivo del Nobel de Literatura que la academia sueca le ha concedido en su edición 2.106.

Habrá palabras quizá incluso algún debate, habrá recitado de canciones, y habrá, cómo no, music en vivo y en directo: se subirán a nuestro escenario conocidos músicos y cantantes que interpretarán los temazos de nuestro querido Bob Dylan.

Una fiesta dylaniana en toda regla, tal y como era de esperar. Y no lo decimos por decir, sois muchos lo que nos habéis preguntado, ya en el bar ya en las redes sociales no si íbamos a organizar algo para celebrar la noticia, sino directamente el día y la hora del evento.

Pues ya lo tenemos: MIÉRCOLES, 19, A LAS SIETE Y MEDIA: FIESTA CELEBRACIÓN DEL NOBEL DE LITERATURA PARA BOB DYLAN.

Un premio polémico y discutido (¿un cantautor que, por mucho que escriba bellos y trascendentales poemas, no deja de ser un músico, acaba recibiendo el galardón más prestigioso de los escritores?) sobre el que queremos hablar un rato con todos los que os acerquéis hasta vuestro local favorito de Getxo, en el que como sabéis, la music y la cultura asociada a ella, son tan importantes como el resto de nuestra oferta, se siente, exposiciones, cafés, bebidas, pintxos, comidas, fiestas especiales…

Cómo será el evento:

1) JOSERRA RODRIGO, uno de los mayores expertos en la obra y vida de Dylan, razonará en una breve charla el porqué de la oportunidad y justicia de este Nobel de Literatura para el genio de Minnesota. ¿Quizá se merezca Dylan un Nobel genérico (que no existe), y no tanto este específico de Literatura? Hablaremos de ello, pero de momento nos quedamos con la irónica y atinada respuesta de otro veterano cantautor con ribetes literarios, Leonard Cohen: “darle el Nobel a Dylan es como darle al Everest la medalla de montaña más alta del mundo”. Tampoco es irrelevante la actitud del propio Dylan ante la concesión de este premio: en los cinco días que han transcurrido desde el jueves en que se dio a conocer el fallo no solo no ha dicho nada al respecto, ni siquiera ha cogido el teléfono a los representantes de la Academia Sueca, que no ocultan su decepción pero, seguramente, tampoco han perdido la esperanza de que Dylan acuda a recoger el premio. ¿Irá? Quizá hagamos una votación este miércoles, a ver quién acierta. Al tema, JOSERRA RODRIGO, dylaniano de pro, prestigioso opinador musical y, además, organizador del Festival de Frías (Burgos) al que asistimos este pasado verano, abrirá el evento a eso de las siete y media, y nos pide que al finalizar su breve intervención (unos diez o quince minutos, no más) la gente opine, sea cual sea su punto de vista, por supuesto. Un consejo de amigo: si os gusta Dylan y la music americana de los años 60-70s (The Band, y en este plan) y la de sus seguidores en la actualidad y/o el soul de años atrás y el de hoy mismo, seguid el muro de facebook de Joserra Rodrigo; cada día se aprende algo nuevo, y sus recomendaciones de discos, nuevos y antiguos, y de conciertos, son un regalo de los dioses.

2) LECTURA POÉTICA de las letras (traducidas al español, e incluso quizá alguna al euskara) de algunas de las mejores canciones de Dylan. Para este singular cometido, contamos, al igual que con Joserra Rodrigo, con el especialista soñado: IKER DÍAZ, que ya estuvo, dejándonos maravillados a todos, hace tres años en La Estación de Neguri con un recitado/performance en los que los textos y canciones de Dylan eran eje y contenido absolutos. Entonces, Iker, actor y director vasco con más de 25 años de experiencia en el mundo del doblaje profesional y que ha trabajado en empresas y estudios de producción para cine, radio, televisión y formatos multimedia, nos decía que “yo, de joven, estaba más cerca de la música euskaldun, pero fui accediendo al mundo dylaniano y, no sabes bien por qué, la verdad es que los discos de Dylan, el mayor poeta del rock, me han acompañado toda la vida”. Matizaba que “me parece impactante el personaje, sobre todo la primera parte de su vida, cuando apenas tiene 20 años, con esas canciones tan potentes, con unas letras que son la bomba, y eso nada más empezar su carrera como creador”. Dylan, añadía Iker Díaz “en una época de grandes cambios sociales, logró sacudir conciencias con una enorme clarividencia, pues sus mensajes siguen vigentes hoy mismo, muchas décadas después”. En cuanto al valor de las letras de Dylan, matiza Iker Díaz: “Sí que responden a las interrogantes que plantea la actualidad, pero creo que lo hacen más a las preguntas que nos hacemos hacia nosotros mismos, no tanto a lo que ocurre en el nivel exterior, en el plano económico, social y político; aunque, no lo olvidemos, quienes toman las decisiones que nos afectan a todos son también personas”. “En esta coyuntura de crisis económica, de valores, de incertidumbre…”, concluía Iker hace ya tres años, “más que nunca es valioso y útil el mensaje de Dylan, que propugna el cambio interior, individual, personal”.

3) CONCIERTO/JAM SESSION DYLANIANA: serán muchos y conocidos los cantantes y músicos locales que se subirán al escenario de La Estación de Neguri para interpretar las canciones de Dylan y, calculamos, en un par de horas más o menos, harán un repaso a las mejores canciones de Bob Dylan. Si no lo haces del todo mal y de te sabes bien una canción del bardo de Minnesota, puedes tener tu momento de gloria, sí. Pero pensamos en ti, y en nosotros mismos, más como público que como cantante, a qué engañarnos.

Pues nada, lo dicho. MUCHAS GRACIAS a quienes amablemente (Joserra, Iker, músicos que harán la jam session dylaniana) atendido a nuestra llamada y nos citamos para este miércoles a las siete y media. No faltéis. Ah, deciros que para la parte de la charla y el recitado pondremos SILLAS, que quitaremos después para hacer sitio para el concierto.

Hala, que paséis un feliz martes, y hasta mañana.

Os dejamos con un joven Bob Dylan haciendo ¡hace una semana!, en el festival Desert Trip, en Coachella (California, EEUU) su inmortal “Like A Rolling Stone”. En tres días tocaron Dylan, Rolling Stones, Paul McCartney, Roger Waters, The Who y Neil Young. No está mal (“las entradas se vendieron tan rápido el pasado mayo que los organizadores decidieron repetir el festival al fin de semana siguiente” leemos por ahí).

Lo dicho, hasta mañana. Dylan nos convoca.

La maravillosa “Tangled up in blue”, de Bob Dylan

OTOÑO, DOMINGO, LLUEVE pero al menos no hace frío.
Ayer sábado, por la mañana fuimos al monte, encontramos algunas setas (tres o cuatro edulis ya veteranos pero bien grandes, y tres o cuatro también, pero docenas de níscalos, estos sí, frescos y jóvenes), y por la tarde/noche disfrutamos en La Estación de Neguri en un animado acto de la inauguración de la expo de pinturas de TXEMA DOMÍNGUEZ. No te la pierdas, tienes hasta el 4 de noviembre..

Seguimos, en tu local favorito de Getxo, haciendo llamadas a cantantes y “pensantes” dylanianos y dándole vueltas a cómo organizar el evento de CELEBRACIÓN DEL NOBEL de Literatura a BOB DYLAN. Todavía no sabemos si será este miércoles 19 o el sábado 22. No es sencillo casar tantas agendas. Pero lo haremos, y te mantendremos informado; sí, la fecha y la hora la sabrás con antelación suficiente para que busques un hueco en tu calendario de actividades y puedas venir.

Os dejamos con una de las más icónicas, y poéticas, canciones de Dylan, la maravillosa TANGLED UP IN BLUE, publicada en 1.975, en el disco ‘Blood on the tracks’, ese disco que, otra vez de la mano de Columbia, confirmó su regreso a las listas de éxitos, aquel en el hablaba de su separación de Sarah Lownds, ese sobre el que su hijo Jakob dijo que era como su padre y su madre hablando, o el que es tenido como uno de los de poemas más tristes, no en vano son muchos los que tratan de la angustia, el peso del pasado y la soledad. Ese discazo que, además de “Tangled…” contiene piezas como “Simple Twist of Fate” o “If You See Her, Say Hello”

Dice así, en una canción instrumentalmente espartana y con un texto tan largo y torrencial que tienes que merecer el Nobel de Literatura para justificarlo en una canción. Es una broma:

“TANGLED UP IN BLUE”

ENVUELTO EN TRISTEZA

Por la mañana temprano brillaba el sol
yo estaba tumbado en la cama
preguntándome si ella habría cambiado
si su pelo sería rojo todavía
sus parientes decían que nuestra vida juntos
iba a ser difícil con toda seguridad
a ellos nunca les gustó la ropa hecha en casa
el talonario de cheques de papá
no era lo bastante grande
y yo estaba a un lado de la carretera
la lluvia cayendo sobre mis zapatos
dirigiéndome a la costa este
el Señor sabe que he tenido que pagar lo mío
para seguir adelante
envuelto en tristeza.

Ella estaba casada cuando la conocí
iba a divorciarse enseguida
la ayudé a salir de un follón, supongo
pero empleé demasiada energía
condujimos ese coche lo más lejos que pudimos
abandonándolo en el oeste
rompimos una triste noche oscura
ambos de acuerdo en que era lo mejor
ella se volvió para mirarme
cuando ya me alejaba
la oí decir por encima del hombro
“volveremos a encontrarnos
algún día en la avenida”
envueltos en tristeza.

Tuve un empleo
en los grandes bosques del norte
trabajando como cocinero
pero aquello nunca me gustó demasiado
y un día el hacha cayó
así que me largué para Nueva Orleans
donde me empleé algún tiempo
en un barco de pesca
en los alrededores de Delacroix
pero entretanto yo estaba solo
el pasado pegado a mis talones
vi montones de mujeres
pero ella nunca salió de mi mente
y solo crecí
envuelto en tristeza.

Ella trabajaba en un local de “topless”
y yo me paré allí a tomar una cerveza
sólo miré su perfil
a la luz del foco
y después cuando la gente se iba
yo iba a hacer lo propio
ella estaba de pie ahí detrás de mi asiento
me dijo, “no sé como te llamas”
yo murmuré algo en voz muy baja
ella estudió los rasgos de mi cara,
debo admitir que me sentí algo incómodo
cuando se agachó para atar el cordón
de mi zapato
envuelto en tristeza.

Ella encendió un fuego de la estufa
y me pasó una pipa
“creí que nunca ibas a decir hola”,
dijo ella
entonces abrió un libro de poemas
y me lo pasó
escrito por un poeta italiano
del siglo trece
y cada una de las palabras sonaba a verdad
y brillaba como un carbón ardiente
fluyendo de cada página
como si estuvieran escritas en mi alma
de mí a ti
envuelto en tristeza.

Viví con ellos en la calle Montague
en un sótano bajo la escalera
de noche había música en los cafés
y revolución en el aire
luego él empezó a comerciar con esclavos
y algo en su interior murió
ella tuvo que vender todo lo que tenía
y se volvió muy fría
y cuando por fin llegó a tocar fondo
me volví taciturno
la única cosa que supe hacer
fue seguir adelante, como un ave que vuela
envuelta en tristeza.

De modo que ahora estoy volviendo otra vez
tengo que encontrarla de algún modo
toda la gente que solíamos tratar
ahora me parece una ilusión
unos son matemáticos
otras son mujeres de carpinteros
no sé cómo empezó todo esto
no sé qué están haciendo con sus vidas
pero yo, yo todavía estoy en la carretera
dirigiéndome a otro cruce
siempre hemos sentido lo mismo
solo que lo vemos desde
puntos de vista diferentes.
envuelto en tristeza.

“La tristeza tiene su parte de belleza”, cierto es y esta canción lo muestra bien a las claras; lo escribió hace poco para una gran canción de su último disco nuestro amigo, el también songwritter y getxotarra, Ricardo Mcenroe.

Sobre Mikel Laboa

No sé por qué, hoy me ha venido a la mente y varias veces la figura de MIKEL LABOA, irrepetible artista, voz estremecedora y complejo ser humano a quien, tampoco sé por qué, desde hace ya varios años he asociado con dos artistas que tantísimo me han impresionado, el propio Dylan, ayer -y hoy y mañana y pasadomañana y ya para siempre- de enhorabuena, y nuestro queridisimo Jason Molina, al que -al igual que a Mkel Laboa- tanto echamos de menos quizá no muchos, pero cuánto, por Dios.

Temblamos de emoción escuchando esta magnífica “Izarren hautsa”, lloramos y nos reconocemos en nuestra vulnerabilidad escuchando esa voz, que toca fibras muy nuestras que nadie logra tocar, que evoca el pasado y apela al presente de un modo tan insólito y tan fuerte, porque nadie sino ellos, Bob, Jason y Mikel, en este caso, sino su voz y sus canciones llegan ahí, a ese reducto que tanto nos define como seres pensantes y sensibles y al que preferimos que nadie llegue.
¡Amamos tanto la música, y queremos tanto a los músicos que nos conmueven con sus canciones y hacen más grande, más hermosa, más habitable nuestra vida!

¡GRACIAS BOB, GRACIAS MIKEL, GRACIAS JASON!

Claro que vamos a celebrar el Nobel de bob Dylan

UN VIERNES ESPECIAL, el día después del Nobel a Dylan. Y una respuesta a una pregunta que muchos nos estáis haciendo desde el mediodía de ayer: CLARO QUE SÍ, CLARO QUE VAMOS A CELEBRAR en La Estación de Neguri y COMO LA OCASIÓN MERECE, LA CONCESIÓN DEL NOBEL DE LITERATURA A BOB DYLAN.

Nuestro HOMENAJE A DYLAN será la próxima semana; estamos comenzando a organizarlo a todo correr, y de momento apostamos por el mièrcoles, 19 de octubre.

La idea es que sea un evento en el que, naturalmente, habrá MUSIC EN DIRECTO y artistas locales admiradores del genio de Duluth, Minnesota (EEUU), haciendo VERSIONES de Dylan, pero en el que también HABRÁ PALABRAS, serán recitados poemas de Robert Allen Zimmerman, las letras de algunas de sus más inspiradas canciones, y quizá también, alguna “ponencia” en la que se valore la oportunidad -o no-, el acierto -o no- de dar este premio literario anual, el de más renombre del planeta, a un cantautor, a un poeta que escribe solo canciones, a un músico que creó poemas de belleza e impacto social sin igual que quizá no cambiaron el mundo occidental pero que sí influyeron decisivamente en la evolución del apartado lírico en la music popular, y que lo emocionaron y le hicieron pensar como nunca (al menos con esa dimensión y pegada) lo había hecho antes un cantautor, un músico.

Seguimos trabajando. Si quieres colaborar o tienes ideas que aportar para este homenaje, ya sabes dónde estamos. Puedes usar el apartado “mensajes” de Facebook y así la conversación queda entre nosotros.

Seguiremos informando. De momento, os dejamos una de las canciones que más nos gustan de Dylan y os citamos para ese día de celebración que nos regalaremos un día de la semana que viene, casi seguro el mièrcoles.

Por canciones como esta, “A Hard Rain’s a Gonna Fall”, queremos creer, ha ganado el Nobel. Disfrutemos, una vez más, leyendo el texto y dejémonos emocionar, mojar por la lluvia de lo que nos cuenta, por lo que nos interpelan estas palabras, también hoy, cuando han pasado ya 53 años desde que se dio a conocer formando parte del mítico disco “The Freewheelin’, que contenía hitos de la historia del folk, del socialmente comprometido y del folk en general, y, ya puestos, de la music en general, como “Blowin’ in the Wind”, “Masters of War” o la propia “”A Hard Rain’s…”.

Va:

“A Hard Rain’s a Gonna Fall”

“Una fuerte lluvia va a caer”

“Oh,¿dónde has estado, mi querido hijo de ojos azules? ¿dónde has estado, mi joven querido?

He tropezado con la ladera de doce brumosas montañas, he andado y me he arrastrado en seis autopistas curvadas, he andado en medio de siete bosques sombríos, he estado delante de una docena de océanos muertos, me he adentrado diez mil millas en la boca de un cementerio, y es dura, es dura, es dura, es muy dura, es muy dura la lluvia que va a caer.

Oh, ¿y qué viste, mi hijo de ojos azules? Oh, ¿qué viste, mi joven querido?

Vi lobos salvajes alrededor de un recién nacido, vi una autopista de diamantes que nadie usaba, vi una rama negra goteando sangre todavía fresca, vi una habitación llena de hombres cuyos martillos sangraban, vi una blanca escalera cubierta de agua, vi diez mil oradores de lenguas estaban rotas, vi pistolas y espadas en manos de niños, y es dura, es dura, es dura, y es muy dura, es muy dura la lluvia que va a caer.

¿Y qué oíste, mi hijo de ojos azules? ¿Y qué oíste, mi joven querido?

Oí el sonido de un trueno, que rugió sin aviso, oí el bramar de una ola que pudiera anegar el mundo entero, oí cien tamborileros cuyas manos ardían, oí diez mil susurros y nadie escuchando, oí a una persona morir de hambre, oí a mucha gente reír, oí la canción de un poeta que moría en la cuneta, oí el sonido de un payaso que lloraba en el callejón, y es dura, es dura, es dura, es muy dura, es dura la lluvia que va a caer.

Oh, ¿a quién encontraste, mi hijo de ojos azules? ¿Y a quién encontraste, mi joven querido?

Encontré un niño pequeño junto a un pony muerto, encontré un hombre blanco que paseaba un perro negro, encontré una mujer joven cuyo cuerpo estaba ardiendo, encontré a una chica que me dio un arco iris, encontré a un hombre que estaba herido de amor, encontré a otro, que estaba herido de odio; y es dura, es dura, es dura, es muy dura, es muy dura la lluvia que va a caer.

¿Y ahora qué harás, mi hijo preferido? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido?

Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión, y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color, y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla

y es dura, es dura, es dura, es muy dura, es muy dura la lluvia que va a caer”

ENHORABUENA, Bob, y ENHORABUENA a los dylanitas, que son legión entre nuestros amigos, entre nuestros clientes, entre quienes siguen este muro de F. y entre los melómanos a los que seguimos en las redes sociales.

Como es natural, por otra parte, porque Dylan es Dios, o casi.

El abono dEL BIME a mitad de precio

EL ABONO DEL BIME, A MITAD DE PRECIO. INCREÍBLE, PERO CIERTO. Te contamos cómo ahorrarte 37,5 euros. Sin bromas, que somos gente seria.

ENTRE QUIENES SIGUEN ESTA PÁGINA, HAY MUCHOS AFICIONADO/AS A LA MEJOR MUSIC. Una defendible representación de ella la tenemos a nuestro alcance el último finde de este mes de octubre en el festival BIME en el BEC en Barakaldo:

PJ HARVEY (uno de los acontecimientos musicales del año, si no el que más), SUEDE, EDWIN COLLINS, NACHO VEGAS, RICHMOND FONTAINE, JAVIERA MENA, además de otros, EL VIERNES 28

CHEMICAL BROTHERS, MODERAT, DIVINE COMEDY, WILD BEASTS, KEVIN GARRETT y LAMBCHOP, además de otros, EL SÁBADO 29

Pues bien, nos hemos enterado (amigos bien informados que tenemos, je) de que hay una manera (segura, honrada, 100% legal y 100% fiable) de comprar EL ABONO de los dos días exactamente a LA MITAD DE SU PRECIO; es decir, por 37,5 euros la entrada para viernes y sábado. Si lo compras por las vías normales cuesta 75 euros. Lo hemos probado, ha funcionado (el proceso es un poco arduo, pero muy sencillo y lleva solo cinco minutos), y ya tenemos las entradas en nuestro email. Funciona.

Date vidilla, porsiaca. De nada.
Haz clik aquí abajo y te lo explicamos todo, de pe a pa, incluso resolvemos alguna dudilla (quién está detrás de esta promoción, cómo es posible semejante ahorro) que pudieras albergar.

“El porvenir”, cine francés pretencioso

Decepción (y nos lo olíamos, oye) con “EL PORVENIR”, que suma mucho de lo peor del cine francés: pretenciosidad a espuertas en envase delicado y ornamentado, ausencia de sentido del humor, morosidad en el relato, esteticismo, muchos parques y flores en jarrones, disquisiciones pretendidamete intelectuales, “mundo interior” a destajo en varios personajes, mirada añorante y trivial a mayo del 68, venta marketiniana de los preciosos paisajes del país, la escuela como reflejo de los avatares del conjunto de la sociedad…

Solo salvamos a la Huppert, que puede elevar dos notas (del suspenso al bien raspado en este caso) cualquier peli.

Únicamente su personaje y el de su desengañada madre nos dijeron algo, que tampoco muchísimo.

El resto, -sobre todo, los jóvenes, tanto los escolares reivindicativos como los otros, tanto sus dos hijos, más sosos y flojos que las lentejas que cocinaba mi hermano cuando le dejábamos, como los “emancipados alternativos” (qué risa, basilisa, estos revolucionarios de diseño que se permiten reprochar a la buena -y coherente- de Huppert que conviva con y en el sistema), por no hablar del marido diletante e indeciso, aburren más que sobran en una historia que podía haber dado más juego, siempre que las conversaciones filosófico/intelectuales hubieran tenido algo de enjundia o interés, que no es el caso. Temas viejunos y supersobados a debate, y además, algunos, desarrollados a brochazos (da pereza hasta enunciarlos, pero dejemos dos de muestras: 1) si la autoría firmada en una obra artística o intelectual es un acto de sumisión al sistema, 2) si la verdad científica es la única tenida por indiscutiblemente cierta, y si el paso de los años puede dotar de un prestigio inatacable o de una certeza absoluta a obras o hechos concretos. Y así todo, en este plan.

El resto de cuestiones de calado que aborda la peli (la familia “burguesa” en crisis, la pareja sobradamente culta que cae vencida por la monotonía y el peso de los años, los padres ya mayores que enferman y exigen compañía, ayuda y compasión a los hijos, los problemas socioeconómicos (pensiones y desempleo juvenil) de un estado del bienestar que no sabe frenar su gasto ni tiene soluciones para aumentar sus ingresos…) apenas aporta nada original ni siquiera plantea discusiones fértiles.

En resumen, una peli sobrevalorada y algo plomiza que rompe una racha excelente, con “Elle”, “La tarde la ira” e “Historias de pasión”, la nueva del genial y único Terence Davis en lo más alto del podio. Es una opinión. La hemos intentado razonar, sin más.