“Déjame salir”, del debutante Jordán Pelee

¿Una peli atractiva y convencional/comercial en el mejor sentido de la palabra? Respuesta:”Déjame salir”, del debutante Jordán Pelee. Por una vez, el racismo tratado de una forma original, con casi de todo en el pack: humor socarrón y elegante, terror, gotitas de -poco sangriento- gore, potente drama, alusiones interesantes a la actualidad socio política, y mucha mala leche en la crítica a la hipocresía progre, además de omnipresente tensión y estresante suspense. Inmejorable dirección de actores y estupenda puesta en escena. La única pega, el precipitado y un tanto facilón desenlace. Momentos desternillantes y también de acojono del bueno. Muchas pelis (buenas) en una.
Nos gustó mucho.

Llueve y ha refrescado…

… sí, pero es lo que tiene la primavera, que te da ora un abrazo soleado ora un empujón con malos modos. No mosquearse, en breve volverán los días luminosos, el calorcito y atardeceres sublimes como el de la foto, que tomamos hace muy pocos días en nuestro paisaje semiurbano (¡toma palabro!) favorito del mundo mundial.
————–

Banda sonora: de “Salutations”, el nuevo disc(az)o del mejor seguidor imaginable de Dylan, el geniecillo CONOR OBERST, la cuasiperfecta “Too Late to Fixate”; y es que lo tiene todo, sin duda, es una de las canciones de este 2017.

Lunes festivo en Getxo. Se nos ocurren 3 opciones de ocio estupendas.

1) Un día soleado y suficientemente caluroso siempre es adecuado para ir a la PLAYA; si, además, solo es festivo en tu pueblo, con lo que lo presumible es que haya poca gente en los arenales (qué sinónimo más feo, pero estamos poco inspirados hoy y tendrá que valer), pues rozando lo perfecto. Ya estás cogiendo la sombrilla y poniéndote las chancletas, venga.

2) ¿Atacados por la muy respetable pereza a la que rendimos culto domingos y fiestas de guardar, preferimos estarnos quietecitos y dejar lo de exhibir nuestros fenomenales cuerpos ante el público para mejor dia? Pues nos acercamos a La Estación de Neguri, disfrutamos con calma y delectación la EXPOSICIÓN DE FOTOS del joven Juan Labad Ronchel, y nos tomamos un aperitivo en la terraza de tu local favorito de Getxo. Últimamente andamos encaprichados (algunos de nuestros clientes y amigos, queremos decir) con los VERMÚS. Este está funcionando bien, prueba y hazte uno en casa, si quieres y tienes todos los “ingredientes a mano”: Martini Bianco y mucho hielo, una rodaja de naranja y otra de limón, unas gotas de zumo natural de naranja, un chorrito de Campari (si no tienes, prueba con un poco de bitter), después otro de una ginebra con aroma intenso (usamos Bombay Saphire, pero vale cualquier otra) y de toque final, ponemos la tercera parte de una buena tónica, sirve esa que tienes en la cabeza. Remover con cuidado y listo, a morir de gusto, la vamos tomando poco a poco y saboreando esta maravilla. Sugerencia: es tan refrescante y rica esta bebida, te va subiendo a la cabeza con tanta delicadeza e intensidad que apetece consumirla rapidito y repetir, más que nada para confirmar sensaciones; pero es mejor tomar solo uno de estos bellos artefactos; es un trago potente, coloca bastante y tanto efecto como sabor perduran suficiente tiempo. Detalle gourmet, je: una vez bien fría la bebida, no es tontería quitarle todos los hielos menos uno.

3) Para la tarde, una peli, “Bajo el sol”, que la tienes en los cines del Puerto Deportivo; una de esas de calidad, de autor, con objetivos claramente artísticos y hechas en Centroeuropa o Asia típicas de los Multis bilbainos que a veces, afortunadamente, programan en nuestro cine favorito de Getxo. “Bajo el sol” es una peli con poesía genuina, sin mucha cocina, y generosa en emociones fuertes pero a la vez con cierta contención en el drama, que trata sobre la guerra -o mejor dicho sobre sus consecuencias-, serbo-croata de últimos del siglo pasado mostrando la evolución de tres historias de amor (ocurren en 1991, 2001 y 2.011) entre un chico y una chica de cada uno de estos países en su tiempo contendientes de guerra. Y, cómo no, los impedimentos de todo tipo a que deben hacer frente para que su relación prospere. Una peli distinta, a la que han acusado los críticos especializados de tratar con cierta banalidad y distancia un problema tan grave como la guerra, pero que a nosotros ayer nos encantó. Rebosa “Bajo el sol”, dirigida por Dalibor Matanic, de sentimiento y sensibilidad, y de precisión y depurada técnica narrativa. En lo estético (fotografía, encuadre, interiores, paisajes, banda sonora) es una sobria y austera (no podia ser de otra forma: habla de la guerra y sus efectos destructivos) delicia, las tres historias tienen fuerza, funcionan e interesan hasta el final, los personajes son muy creíbles, están perfectamente interpretados y filmados (sobre todo, uno primeros planos muy logrados) y te pasas un rato muy entretenido, con momentos de auténtico disfrute.

Venga, despegamos el culo del asiento que si no no llegamos para daros el aperitivo.

Para después de comer, os proponemos escuchar lo nuevo de MAC DEMARCO. Este temazo, cadencioso y tranquilito, “This Old Dog” es el que da título al disco.

Detalles agradables del día a día

Lo más bonito de tener un pequeño jardín es que, a veces, te pones a enredar y te salen unos ramos bastante apañaditos, oye.

Mientras, escuchamos cancionazas como esta “The Mallard” (amistoso y genuino vozarrón de vida bien vivida, guitarras preciosas y precisas, producción redonda) del nuevo, cadencioso y estupendo disco del veterano songwritter folk-rock británico MICHAEL CHAPMAN:

Dos sugerencias para esta semana:

MIÉRCOLES, ya es mayo a todos los efectos y no pasa nada especial, lo que tampoco es para quejarse. Estamos bien. Y seguimos aquí, en ello.

Dos sugerencias para esta semana:

1) una peli: LADY MACKBETH, dirigido por un debutante, William Oldroyd, es un dramón sin contemplaciones ni personajes buenos que sufren injusticias en los que apoyarse, transcurre en una zona rural en la reprimida época victoriana inglesa, es 1.865, y está basada en una novela rusa (de Leskov) de mediados del XIX.
Una joven, mediante un matrimonio de conveniencia pactado por su padre, llega a la casona -austera más que sobria pero elegante y señorial, y con varias criadas- de una penosa familia terrateniente compuesta por un anciano autoritario, violento, despiadado y machista a más no poder y su inestable, reconcentrado y asimismo enfurecido hijo, el marido de la joven, que menospreciado por su padre y su entorno, muestra tendencias sádicas y revela una personalidad asocial e incomprensible.
A nuestra heroína, poco más que una niña recién llegada a una casa ajena que nunca sentirá suya, los dos hombres, cada uno a su manera, la desprecian y humillan sin mayor motivo, y le obligan a una vida de reclusión, a respetar insoportables y estrictas normas asociadas al “decoro” femenino de esos tiempos, a asumir una vida de tedio y sometimiento que ella no acepta, por lo que aprovechando una circunstancia favorable (un largo viaje de su marido), inicia un radical -y sin red de emergencia- proceso de emancipación que termina en un drama que, no temas, no te hará llorar porque el responsable de esta peli no busca que empatices con ningún personaje, que ya es habilidad. ufff.
Heavy, romántica y trágica, entretenida de ver, muy realista y nada acaramelada, celebradísima por la crítica nacional y mundial y de una belleza formal intachable, está siendo cuestionada por algunos espectadores. Lógico. El esarrollo y, sobre todo, la resolución final del relato deja, además de sorprendido y desconcertado, incómodo, por no decir disgustado al público, y eso digámoslo otra vez, tiene su mérito.
Hasta el moño de lo políticamente correcto y de los finales felices que estamos. Quizá por eso nos gustó tanto LADY MACKBETH. Ah, visualmente es preciosa (el encuadre, la iluminación y la composición de las escenas de interior son alucinantes,casi pictóricas) y el relato, durísimo, árido y concreto a más no poder, sin divagaciones ni pérdidas de tiempo. Que también se agradece, no sobra el tiempo para perderlo en subrayados ni en prolongaciones innecesarias de diálogos o escenas.
Estamos ante una peli diferente pero de verdad. Nos recordó a la inolvidable “Elle” con una Isabelle Hupert de otro mundo, y eso es decir mucho. Florence Pugh, la actriz (nuevo rostro, ya, del cine mundial; y si no, al tiempo) que encarna a la protagonista de LADY MACKBETH roza la perfección, saliendo airosa en unos primeros planos muy comprometidos.
¿Cómo se compone la gestualidad de un rostro y la corporeidad de un físico y de una postura de una niña víctima de insoportables abusos que en su búsqueda de libertad se convierte en una asesina cruel y carente de escrúpulos? Sólo por ver cómo logra Florence Pugh este milagro merece ver LADY MACKBETH .

2) Un disco nuevo de chica, que como es sabido son nuestra debilidad más manifiesta en esto de la music. Se trata del de FEIST, cantautora folk-pop con bastante fama, epítome de lo que se dio en llamar el indie-mainstream (esto es, mitad prestigio y excelencia creativa; y mitad comercialidad y relativo éxito de masas), que vuelve a grabar tras su no muy aplaudido “Metals” de 2.011 pero que no estaba mal. El problema es que con “Let It Die” (2.004) y “Reminder” (2.007= la petó, je.
Feist es canadiense e hija de artistas, por supuesto, canta de maravilla, tiene unos 40 años, y participó, en realidad la formó con otros amigos, en una superbanda de primeros de siglo, Broken Social Scene (le vimos en directo en un Primavera Sound, je, eran el ciento y la madre en escena) pero lleva editados nada menos que siete discos a su nombre.
Feist es una importante estrella indie, que ha colaborado, además de con sus BSS, con José González, Wilco, Peaches, Kings Of Convenience…, tremendo pedigrí tiene, sí, su carrera. Y su nuevo disco mola mucho, y tiene canciones muy diferentes.
Nos quedamos con una de las más rockeras. Feliz miércoles.

Sobre series interesantes y otros comentarios

Vale, domingo que es como sábado. Raro, pero mola. Mañana sigue siendo domingo.
Tres cositas sin mayor importancia que os contamos:

1) Cocinamos hoy para la family de Bilbao/Getxo en la SOCIEDAD DEL PUEBLO (txoko, para los urbanitas). Platos principales: tosta de jamon ibérico en pan de cristal crujiente, almejas finas a la plancha, anchoas de Getaria rebozadas acompañadas de lechuga con cebolleta, merluza frita con pimientos artesanales de Lodosa a la plancha y paletilla de cordero lechal al horno. El postre, lo que traigan ellos. Nunca le he dado importancia al asunto de los dulces ni sé un pimiento de repostería. A ver si se nos da bien. No hay miedo.

2) ¿BUSCANDO UNA SERIE a la altura de las que más te han gustado en la vida? Y pongamos aquí, por ejemplo, Los Soprano, Twin Peaks, o más actuales Juego de Tronos, The Wire, Breakin Bad, Mad Men, Dexter, House of Cards…

Pues tenemos la (nuestra) respuesta: RECTIFY, que trata del impacto que causa en una familia y en su entorno – además de en sí mismo, naturalmente-, la absolución y regreso a la libertad de un joven que condenado a la pena de muerte a sus 18 años ha pasado casi veinte años en el corredor de la muerte esperando su ejecución mientras su familia luchaba incansablemente en los juzgados para demostrar su inocencia. Hemos visto los 30 capítulos de sus cuatro temporadas en una semana, cumpliendo escrupulosamente con el trabajo y los deberes sociales y familiares; echa cuentas lo pillados que nos ha tenido la serie. Apasionante, adictiva a más no poder, con unos diálogos impecables maravillosamente escritos y que abordan sin prejuicios ni tópicos y con desarmante lucidez casi todos los temas sobre los que merece la pena reflexionar; unos personajes muy diferentes pero igualmente complejos, completos y auténticos que luchan por encontrar su espacio y su propia historia, individuos muy humanos y frágiles a los que poco a poco vas comprendiendo, respetando y amando; escenas, sobre todo las de interior, filmadas con una iluminación perfecta, un sentido del encuadre y de la belleza intimista insólitos; una banda sonora eficiente y muy apropiada al drama, con pocas canciones, pero en las que aparecen temazos de Low o Sun Kil Moon; emoción de la buena, de la que te dignifica e incluso te hace crecer, y numerosos temas (las relaciones paterno-filiales, por ejemplo, están analizadas con precisión quirúrgica, pero con compasión) para pensar en soledad o hablarlos con alguien querido y -necesario- que dé cierto juego; intriga y misterio hasta la última escena: en fin, la serie total. Te envidiamos, aún no la has visto. Al igual que Philip Rot en sus novelas, el creador de “Rectify” se empeña en explicarnos por qué las cosas son como son en los pueblos de EEUU (la serie discurre en una pequeña localidad de Georgia), en las casas, en las familias, en las instituciones (ayuntamiento, justicia, iglesia, policía…) por qué actuamos como lo hacemos -con o contra nosotros mismos y con o contra los demás-, por qué somos como somos, por qué tenemos ciertos complejos y sufrimos cada uno nuestras propias obsesiones, cuál es el papel de la fe religiosa, de la familia o del trabajo en la configuración de nuestro entorno vital emocional, el origen y sentido de las adicciones, la violencia, el desengaño, la venganza… en nuestro mundo, en fin, casi todo lo importante. “Rectify”: recomendada no, lo siguiente.

Actualidad de nuestro local a primeros de mayo

Sabéis que seguimos con la expo “Arrantzaleak” del veterano pintor JOSÉ FERNÁNDEZ MORÁN y que os esperamos con la mejor selección musical (estamos pinchando mucho novedades como las del reaparecido lider de The Kinks Ray Davies recordando su época americana, el pop vintage y mágico de Proper Ornaments, el neoblues vocal de Eric Bibb, toda la discografía de Stve Gunn al que vimos anteayer en un fantástico concierto en Bilbao, el disco del ansiado regreso de los neoyorkinos de las guitarras flotates en cresCendo THE NEW YEAR, el pop eltoniano de FATHER JOHN MISTY, dos discazos del country que nos gusta a nosotros, los de la delicada y autoexigente Tif Merritt y el veterano Michael Chapman en plan Cash o Van Zandt, el descubrimiento del rock con sentimiento de VAGABON, la sorpresa de lo nuevo de FOXYGEN, el tristísimo y un poco monocorde homenaje del gran MOUNT EERIE a su mujer fallecida, las 50 canciones nuevas del superdisco de otra banda mítica que reaparece, MAGNETIC FIELDS….

Os dejamos con un encantador video de MCENROE grabado hace ya varios años en acústico haciendo lo que hasta ayer (se publicó un disco de dos canciones, habrá que pillarlo) era una canción inédita -y fenomenal, claro- de la banda que muy pocos conocíamos, “Escorpiones”.