Detalles agradables del día a día

Lo más bonito de tener un pequeño jardín es que, a veces, te pones a enredar y te salen unos ramos bastante apañaditos, oye.

Mientras, escuchamos cancionazas como esta “The Mallard” (amistoso y genuino vozarrón de vida bien vivida, guitarras preciosas y precisas, producción redonda) del nuevo, cadencioso y estupendo disco del veterano songwritter folk-rock británico MICHAEL CHAPMAN: