Entrevista a los getxotarras McEnroe

SÁBADO, 27 junio, llegó el gran día. HABLAMOS CON MCENROE en vivo y en directo, por el móvil, mientras los seis integrantes actuales de la banda regresan -en una furgoneta alquilada para el viaje- del concierto que dieron ayer, noche de viernes, en Barcelona.

INAUGURAMOS HOY en La Estación, tu local favorito de Getxo, la EXPOSICIÓN de JESÚS CALVO, a las ocho y media.

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON MCENROE, responden desde la furgoneta en que regresan de Barcelona para tocar, tras un par de horas de descanso, en Bilbao esta noche.

El motivo de esta apresurada charla no podía ser otro que el de que no nos aguantamos de la ansiedad de verles esta noche tocar en El Antzoki bilbaíno, en una de las citas rockeras más imprescindibles y selectas del año: los getxotarras MCENROE presentan su esperadísimo (les ha llevado tres años) sexto disco “Rugen las flores”, tras haberlo hecho solo en Madrid y Barcelona.
Y para realzar el evento, por el mismo precio podremos disfrutar también del concierto de otra banda, MANETT, uno de los proyectos más exquisitos de la escena vasca, cuyas canciones son igualmente intensas y emocionantes que las de Mcenroe; si bien su tempo es más lento y calmado que el de la banda liderada por Ricardo Lezón. Las referencias y postulados musicales de Manett no son muy distantes de las de Mcenroe (lo dijimos el otro día: a Manett los ubicaríamos entre Giant Sand, Johhny Cash o Neil Young y Leonard Cohen; ¿ y a Mcenroe?: pues entre Nick Cave, el post-rock de unos Mogwai o Early Day Miners, el folk-country de Bonnie Price Billy, el folk-rock cantautoril de Damien Jurado y cómo no, los imperecederos Smiths).

Al tema, que nos estamos dispersando. Preguntamos a Ricardo Lezón qué tal ayer en Barna. Nos responde que bien, que el local lleno, que la gente muy animada y tal y cual. Nos alegramos mucho pero, venga, vamos al grano:

La Estación: ¿Qué podemos esperar del concierto de esta noche en Bilbao?

Ricardo Lezón: Estamos muy animados, con la ilusión a tope y con los nervios que siempre te atenazan un poco cuando tocas en casa ante tanta gente conocida y ante seguidores que son, en muchos casos, amigos. Presentar un disco nuevo te emociona mucho, porque componer, retocar y grabar las canciones, en nuestro caso, es un proceso largo y bastante complicado, nos cuesta mucho juntarnos para ensayar, todos tenemos otros trabajos, además vivimos en ciudades distintas. Y ver cómo reacciona la gente ante las canciones nuevas es siempre muy especial. Además, está el precedente del concierto del Antzoki de hace tres años, cuando presentamos el disco anterior, “Las orillas”. Todo salió bien, hubo muchísima gente, creo que tocamos bastante bien y vimos caras de mucha felicidad en la gente que estuvo en el concierto. Fue una gozada, a ver si hoy damos también la talla.

L.E. : ¿Alguna novedad que destacar para el concierto de hoy?

R.L.: La principal es que tocamos en sexteto. Mcenroe somos en cinco, todos de Getxo, pero para este disco hemos contado con un colaborador muy especial, Raúl Pérez, músico y productor sevillano que en concierto toca principalmente los teclados y que ha coproducido “Rugen las flores”. Tenerle a él sobre el escenario nos aporta no solo riqueza de sonido sino también confianza, seguridad de que las cosas van a salir bien en lo referente al sonido. Raúl es un profesional impresionante y tiene un oído privilegiado.Tenemos mucha suerte de contar con él.

L.E.: Hablemos del repertorio, ¿qué canciones tocaréis esta noche?

R. L.: Eso es secreto de sumario, pero puedo adelantar que tocaremos muchas del disco nuevo, que habrá alguna sorpresa llamativa, y que caerán temas de “Las orillas” y de “Tu nunca morirás”, pero también de algún otro disco.

L.E. : No tocar “Tormentas”, “La cara Nororeste”, “Mareas” y “Los valientes”, e incluso “La noche de San Juan”, por las fechas en que nos encontramos, rozaría el delito… Avisamos y tal.

R. L.: Sí, varias de esas, y alguna otra de discos anteriores, las tocamos esta noche, seguro.

L.E. : ¿Quizá suene este concierto más rockero y con partes instrumentales más largas y elaboradas que otros en los que os hemos visto cuando tocabais canciones de discos anteriores?

R.L. : Puede ser, la verdad es que este disco suena más a como cuando tocamos en concierto. Y para mí, nuestros directos, aunque tengan partes más tranquilas, son siempre bastante guitarreros.

(en estas, Ricardo se pone al volante de la furgo, y nos atiende EDU GUZMÁN, espléndido baterista de Mcenroe y de MANETT).

L.E.: Menudo papelón, Edu, dos conciertos seguidos, y tocando con tus dos bandas del alma, nada de hacer de mercenario para otros…

Eduardo Guzmán: Desde luego, en menuda me he metido, pero bueno, espero disfrutarlo, y aguantar, claro. Son mis dos bandas, Mcenroe desde 2001 y Manett desde 2003. La verdad es que no he cambiado mucho, en realidad nada, de proyectos, debe ser que soy hombre de costumbres. O, quizá, que me agarro a mis grupos como una lapa, no sea que si los dejo me quede luego sin banda…, je, je.

L.E.: Una confidencia: nos apetece casi tanto escuchar a Manett en concierto que a Mcenroe. Vuestro disco nuevo, “Caravan”, nos encanta, pero es casi imposible veros tocarlo en directo, y es que nos tenéis muy desatendidos a los fans de Manett.

E.G. : Gracias. La verdad es que seguimos siendo muy amateurs, apenas podemos dedicarnos a mover el disco y promocionarlo, y quizá por eso, a pesar de que llevamos tanto tiempo componiendo, grabando y ensayando, nos conoce tan poca gente y hacemos tan pocos conciertos. Habrá que ir pensando en arreglarlo, sí. Para nosotros tocar con Mcenroe esta noche es una oportunidad muy grande. Estamos encantados, somos todos amigos, nos llevamos muy bien y juraría que lo vamos a pasar estupendamente tocando.

L.E.: La amistad, el llevarse bien, qué importante…

E.G.: Pues sí, solemos decir que en los ensayos de Manett, y quizá sea extensible un poco a Mcenroe, se habla más que se toca. Ensayar, arreglar las canciones, charlar sin límite de tiempo, quedar para tomar algo antes o después de cada reunión… en fin, nos encanta vernos y estar juntos. Quizá por eso grabamos tan pocos discos, nos tomamos las cosas con calma, disfrutando, tanto del hecho de encontrarnos como de la propia música.

L.E.: Ver tocar, uno detrás de otro, a estos dos grupos es, para nosotros, que se cumpla un sueño. No podemos imaginar un telonero (para qué buscar eufemismos, esto de lo políticamente correcto está comenzando a resultar cargante) mejor que Manett para Mcenroe.

E.G.: Lo mismo digo, y te compro las dos cosas. Hay coherencia estilística entre las dos bandas, por mucho que quizá las referencias musicales de Manett sean más específicamente americanas y las de Mcenroe sean, además, también británicas. El sonido de las dos bandas es distinto, en Manett Raúl canta en inglés y tenemos instrumentos que no hay en Mcenroe, como trompeta, órgano, armónica o ukalele, y quizá en Manett seamos un poco más folk/country que Mcenroe, que son/somos más guitarreros y como más apuntando al rock. Pero somos muy compatibles para vernos unos seguidos de los otros, creo.

L.E.: ¿Cómo va sonar Manett en directo?

E.G.: Espero que bien, je. El Antzoki es uno de los templos de la música rock en Euskadi, el ambiente está casi garantizado y lo traemos todo bastante trabajadito. Venimos en cuarteto, porque al trío original (los hermanos Diego Rodríguez -voces y guitarra- y Raúl, bajo, trompeta y otros instrumentos, además de coros-; Edu Guzmán, batería) hemos sumado para este disco un músico de lujo, Ibon RG, del grupo Etan, que hace teclados.

Lo dicho, esta noche, tras la inauguración de la exposición, parte del personal de La Estación, nos vamos, sin prisas, a Bilbao a ver a MCENROE y MANETT en una de las grandes citas musicales del año. Y hay tiempo para todo, porque Manett comenzarán a tocar a eso de las diez de la noche.

Cruzamos los dedos para que estas dos bandas canten juntas una canción (lo lógico sería que fuera una de Mcenroe, pensamos) sobre el escenario del Antzoki. Son tremendos músicos todos, los nueve, o sea que podría sonar estupendo. Y emocionante a tope, claro.

Os dejamos con MCENROE y ese temazo que es “Las mareas”, en el inolvidable concierto que dieron, en el Antzoki, en 2012. Cómo lo pasamos aquel día, por Dios… Hoy queremos más:

Dos buenas sugerencias para este sábado 27 de junio

JUEVES, él último de un junio cuyo final nos está deparando fantásticos días soleados y no demasiado calurosos. “Ambiente anticiclónico” pone hoy El Correo, y la verdad es que no terminamos de creérnoslo. MCENROE, concierto este sábado en Bilbao. Inauguramos expo.

Dos sugerencias fenomenales para EL PRÓXIMO SÁBADO, 27 DE JUNIO, para después de la playa. Además, son compatibles:

1) Acudir, a partir de las ocho de la tarde, a la inauguración de la EXPOSICIÓN DE PINTURAS DE JESÚS CALVO en La Estación de Neguri. Es su primera expo, y solo lleva pintando dos años tras haber dedicado su vida a disfrutar de la pintura de los grandes artistas de todos los tiempos, e incluso a su estudio, en el caso de la obra de los pintores españoles del XIX (Sorolla, Haes, Martín Rico y Fortuny, entre otros). La calidad técnica y la emoción que suscitan los 16 óleos de Jesús Calvo sorprenden en un debutante, lo comprobarás cuando nos visites.

2) CONCIERTO DE MCENROE, nuestra banda de rock favorita de las que cantan en español, y, de verdad lo decimos, no es porque sus cinco componentes sean de Getxo y buenos amigos de La Estación de Neguri. Este esperadísimo concierto será en el templo del rock en Bilbao, el Kafe Antzokia y el grupo que interpreta las sentidas y deslumbrantes canciones compuestas por Ricardo Lezón presenta su discazo “Rugen las flores”, sexto del grupo y publicado hace tan solo un par de meses, ¡tres años! después del ya casi mítico “Las orillas” que dejó maravillado a todo bicho viviente. Y, por si fuera poco, el grupo que les telonea va a ser ni más ni menos que MANETT, que comparte batería (Eduardo Guzmán) con McEnroe y factura un elegante pop-rock de onda “americana” que situaríamos entre nuestros amados Giant Sand y el eterno Leonard Cohen.

Os dejamos con MCENROE en directo, precisamente en su anterior concierto en el Antzoki bilbaíno. La canción, la impresionante “Tormentas”, que casi seguro que cae el sábado, y que corearemos con mucho esmero. Atención al ambiente que crea esta banda en sus conciertos. Contamos las horas…

Puesta de sol en Ereaga en el día mas largo del año

“el reverso melancólico que tienen todos los placeres y todos los éxitos mundanos”, leemos hoy en el ABC en brillante artículo de Enrique Jordá sobre la obra del recientemente fallecido James Salter. Algo así nos sobrevino ayer en Ereaga con esta impresionante puesta de sol tras el día más largo del año (la foto está tomada a eso de las 10 y cinco de la ¿noche? del primer día de verano de este año, desde el chiringuito -ya casi retirado a esas horas- de la playa ). Dice el articulista que nadie como Salter escribió sobre el asunto que hemos entrecomillado. Vale, reconocemos que no habíamos leído nada de este escritor, pero hacemos firme promesa de cubrir ese vacío este mismo verano. Un buen amigo, F., gran lector, cinéfilo y melómano, sugería hace unos días dos de las novelas de Salter, “A años luz” y su última obra , «Todo lo que hay”: Pues esas serán las elegidas. Banda sonora: tiene que estar -en sosiego, en belleza y en carga de melancolía- a la altura de la emoción que produce la foto. “Journey’s End”, de los añorados MONTGOLFIER BROTHERS

¿Existe la canción rock perfecta, deslumbrante, inmejorable, absolutamente eterna?

Otro día nos preguntaron: ¿existe la canción rock perfecta, deslumbrante, inmejorable, absolutamente eterna?
La respuesta fue que sí, y -naturalmente- se trata de “Disorder”, de JOY DIVISION; escuchémosla, con esa línea de bajo/batería que da inicio al tema y que ha dejado huella indeleble en la música popular. Por no hablar de los rifs de guitarra, del ritmo imparable y sostenido de la canción con un imaginario metrónomo que no da abasto, del espacio de misterio y de imperecedera modernidad que crea la music, de la impresionante voz de Ian Curtis, de ese ruidismo romántico, lúcido, hermoso, rebelde y desesperado, o de esa parte vocal final que tantos años después sigue poniéndonos la piel de aquella manera… Por algo es la canción perfecta.

Nos hemos querido acordar hoy de JOY DIVISION (la noticia de que se va abrir una casa-museo sobre el grupo es mera coincidencia), una banda que da sentido a la palabra seminal, al haber creado no solo la semilla del rock más intenso y emocionante posterior a los 80s, sino también la madre de todos los estilos. Pones esta canción en una lonja de okupas punkies y funciona perfecto. Pero también lo haría en un desfile de moda de alta costura cuidado hasta el último detalle y repleto de gente guapa. La polivalencia absoluta, el arte perfecto de temazos como este:

Recordamos los inolvidables 80

Un día nos preguntaron:

Quédese con un único nombre de la música popular mundial: respuesta fácil, NEIL YOUNG, no hay duda. Su discografía y su vida lo tiene (y lo sigue teniendo, 40 años después: no os perdáis sus conciertos) casi todo.

Díganos dos bandas que casi hubiera matado por ver en directo (lo que tampoco explica que aún no hayamos pisado aún terreno carcelario). Pues resulta un poco más complicado, pero tampoco es imposible:

a) THE SMITHS. Suspendieron en Donosti pocos minutos antes de la hora oficial del comienzo del concierto, hace 30 años y un mes, más o menos; y sí, estábamos allí, la frustración aún nos castiga, y

b) JOY DIVISION . Que sepamos, nunca tuvimos la oportunidad de verlos; en aquella época muy pocos adolescentes viajaban a Londres, a ver música en vivo ni a nada que tuviera que ver exclusivamente con el ocio; y por España no se dejaron verlos chicos del prematuramente desparecido Ian Curtis.

Dos bandas irrepetibles, inolvidables, las dos de Manchester (UK) y surgidas en un plazo de cinco años, tiene lo suyo la cosa, sí. Y si sumamos que de allí eran otros iconos de la época, como Magazine, Van Der Graaf Generator y A Certain Ratio, pues… ¿quién dijo Liverpool, o Londres o…?

Para rematar, nos dijeron: elija una canción que refleje los años 80, o mejor dicho, lo que podríamos definir como el post-punk, que en este momento preferimos llamar punk-pop; en otras palabras, la mezcla perfecta entre JD y Smiths: No le dimos muchas vueltas, nos quedamos con “Hand In Glove”, precisamente de The Smiths.

Os dejamos con esta canción en directo, en una grabación histórica de “la Edad de Oro” (programa mítico de TVE) del concierto de los de Morrisey y Marr en Madrid, a mediados de mayo de 1.985. Sí, dentro de la misma gira en la que suspendieron en San Sebastián. ¡Como para olvidarlo!

Siempre ponemos novedades musicales en este muro, ya. De hecho, tenemos varias (estupendas) preparadas para los próximos días. Pero esta tarde nos ha dado por recordar. Fuímos muy felices aquellos años, y eso pesa lo suyo… tanto que, de vez en cuando es aconsejable descargar un poco de lastre.

“Hand In Glove”, con THE SMITHS, el (gran) pop puede (y casi diríamos debe) sonar intenso, fuerte y rápido, claro que sí.

¿Eres habitual de La Estación?

ES CASI IMPOSIBLE QUE SEAS HABITUAL DE LA ESTACION DE NEGURI Y NO CONOZCAS ESTA CANCIÓN que te ponemos hoy. Jueves, 10 de junio, llueve, cuesta hacerse a la idea de que estamos a la puerta del verano. Y la casi treintena de obras que componen la EXPOSICIÓN COLECTIVA “Unidos por el pincel con Justo San Felices” y seleccionadas por el afamado pintor navarro afincado en Bilbao de entre la producción de los alumnos más destacados de su academia Estudio 95, sigue colgada de nuestras paredes para disfrute de nuestros amigos y clientes. Por cierto, son muchas las personas que vienen desde Bilbao y otros puntos del paisito expresamente a ver los cuadros de esta muestra tan espectacular, y nosotros encantados de que lo hagan. Preferimos que tomen algo, claro está, pero si no lo hacen tampoco pasa nada. Lo primero es que las pinturas, producto del esfuerzo y la vocación de tantos artistas (son 18, exactamente, que aún no lo habíamos dicho; en el próximo post pondremos todos sus nombres), las vea el mayor número de personas posible.
Volviendo a la canción, se trata de “Rest”, de MICHAEL KIWANUKA, quizá la que más nos gusta de su autor, aunque tiene otras, como “Home again” o “I’ll Get Along”, bien diferentes a esta, que son también excepcionales. Nos hemos acordado hoy de este músico porque lo han incorporado al cartel del festival BIME, ese que se celebra desde hace dos o tres años en el BEC, que podremos disfrutar los dos últimos días de octubre este año. El otro nombre sumado al cartel, también cercano al soul aunque con enfoque más rock y psicodelia, es Matthew E. White, otro joven artista emergente que nos tiene maravillados, que tampoco nunca hemos visto por estas tierras en concierto y cuyas canciones hemos puesto en este muro varias veces y suenan en La Estación casi cada día.
Estamos de suerte, y la cita con el BIME este año se ha convertido en sagrada. Exquisitez, novedad, calidad, calidez y elegancia, parece ser la máxima a la hora de elegir a los artistas, y nosotros encantados. Recordemos que además de Matthew E. White y M. Kiwanuka (solo por ellos dos ya casi merece la pena pagar el abono), en este festi impresionante han anunciado ni más ni menos que a Iron and Wine, referencia del neo-folk indie estadounidense de este siglo, y Benjamin Clementine, pianista, compositor y cantante de perfil crooner de nuevo cuño, aspirante a convertirse en la sensación de este 2015 con su emocionante primer disco.

MICHAEL KIWANUKA, tiene solo 28 años, es británico de padres ugandeses que huyeron del régimen de Idi Amin en los 70, solo tiene un disco publicado y canta así de bien: