Reflexiones bajo un arbol de Soria

Disfrutando del paisaje soriano y, protegidos del sol y el calor por un acogedor árbol, reflexionando sobre el futuro político y económico del país. Él, Golfo; porque nosotros bastante ocupación teníamos con el esencial dilema de cerveza o albariño para el aperitivo. Porque sí, hace tiempo que nos hemos rendido: todo nos resulta incomprensible, creemos saber lo que no queremos pero no tenemos muy claro lo que sí, y menos aún cómo hacer para lograrlo, que es como no saber nada. Que reflexionen otros, que acaba siendo muy cansino y apenas sirve pa ná. ¿o no? Pues vete a saber. Eso sí, que vuelva el Sol. En eso no tenemos dudas. Y en que estos días nublados, lluviosos y bochornosos cuando estamos rozando el verano, nos sientan fatal, y en que los nubarrones se acaban apoderando de nuestro ánimo, tampoco albergamos duda alguna. Lo dicho, queremos luz, y a falta de otras convicciones partidarias, !Votemos por el Sol!.

banda sonora: canción de la última revelación del fértil y abonado terreno del hip hop, la joven estadounidense KAMAIYAHl que acaba de publicar su disco de debut (autoeditado) “A Good Night in the Ghetto”. Seleccionamos del disco de KAMAIYAH uno de sus temas más chulos y quedones, ‘ I’m On’. Para un lunes fastidión como este, ya va bien.

El conciertazo de PJ HARVEY en el Primavera Sound

Hemos sustituido el paseo matutino por el visionado de videos que reflejan el conciertazo de PJ HARVEY en el Primavera Sound el pasado finde, para hacernos una idea de còmo fue el que toda la crítica ha calificado de uno de los dos o tres mejores conciertos de todo el festival y eso, en el caso de un festi mastodóntico en cantidad y calidad como el de Barcelona, es mucho decir.

Dos o tres extractos de lo que ha dicho la prensa:

David Morán en el ABC:

“El sábado, en el recinto del Forum, se hablaba de visitantes llegados de 124 países, de un 52% de público extranjero y de jornadas de día con 55.000 espectadores deambulando por la decena de escenarios ubicados en esos inacabables 187.000 metros cuadrados, pero el eco de las cifras empezó a apagarse y a hacerse cada vez más pequeñito en cuanto PJ Harvey decidió que había llegado el momento de convertirse en la estrella más brillante de la galaxia del festival. Era noche de estreno y la británica, siempre impecable, se vistió de gala para ahondar en la herida de «The Hope Six Demolition Project» y «Let England Shake» y firmar EL concierto del festival. De riguroso y deslumbrante negro y con un diseño escénico sobrio y elegante, la de Dorset apareció agarrada al saxofón y escoltada por una sección de percusionistas que más que a un escenario parecía que se dirigía al campo de batalla y, ya en la línea del frente, recorrió ese catálogo asperezas, lamentos desolados y cicatrices en forma de blues barroco y rock rugoso que pueblan sus últimos trabajos. Cantó como nunca, se adueñó del escenario como nadie en todo el festival y, acompañada por nueve músicos de impresión, recorrió todos los matices y claroscuros de piezas como «Chain Of Keys», «A Line In The Sand», «The Community Of Hope», «Let England Shake» o «The Wheel» hasta llegar a esa coda final, turbador salmo funerario, que fue «River Anacostia». También se acordó de viejos éxitos como «Down By The Water», «To Bring You My Love» o una desatada «50 Ft Queenie», pero en ningún momento dio tregua y todo el concierto fue como un gigantesco alambre de espino que atravesó el corazón del Forum y del Primavera Sound. Soberbio y deslumbrante”.

Luís HIdalgo, en El País:

“El público, rendido ante el poder de la reina, aplaudía, pero lo adusto y ceremonioso del repertorio no le llevaba a ebullición. No había color en el escenario, dominado por focos blancos, como si aquello fuese una actuación de Fugazi. Para aumentar la sensación de opresión, en “Ministry of defence”, segunda pieza, apareció tras la banda una especie de muro que sugería la imposibilidad de huida. Por delante del mismo, los claroscuros y contrastes entre blanco y sombras jugada a favor de la severidad. Estaba llamada a ser la reina, y como tal se comportó. Salió a escena con una comitiva que marchaba con aire solemne con tambores e instrumentos de metal, como si se tratase de un desfile de guardia real de a pie. Ella también tocaba, un saxo, y se dispuso en el centro del escenario, dispuesta a comenzar su reinado ante una multitud de súbditos que la miraban expectantes. Era PJ Harvey comenzando con puntualidad su concierto en uno de los escenarios principales del Primavera Sound, que años más tarde volvía a contar con su concurso. Y ella, llamada a reinar, lo hizo, pero marcando un estilo severo, no haciendo demasiadas concesiones a sus súbditos y manifestando una preocupación por la injusticia y la desigualdad en el mundo que expresa en su último disco, motivo de su presencia en el festival”.

Jordi Bianccioto en El Periódico:

“Con ‘The hope six demolition project’ ha hecho PJ Harvey una demostración de cómo convertir un material comprometido con causas colectivas globales, asociado al dolor, a la injusticia, con carga política, en música turbadora que puede helarte la sangre, sin el menor contacto con insinuaciones panfletarias. Fue así también en su puesta en escena, exuberante pero estricta, en la que se arropó de una banda que bien podría encabezar un festival por sí sola, con talentos como John Parish y el ex ’bad seed’ Mick Harvey. Concierto asentado en ese nuevo disco, que recorrió casi al completo desde ‘Chain of keys’, abriendo la noche con bombo y circunstancia, a través de esas canciones que dirigen el foco a diferentes puntos convulsos del planeta, de Kosovo a Afganistán y, de ahí, al corazón del sistema, Washington y su fractura social interna. A partir de esas descripciones realistas Harvey trazó en el Fòrum todo un discurso crítico con el orden mundial donde la música no dejó de ocupar un espacio central y cuyas ramificaciones le llevaron hasta tres canciones de su disco anterior, ‘Let England shake’.
Tambores de guerra, rock en complicidad con una música popular de reflejos ancestrales con doble ración de saxo subrayando perfiles dramáticos. ”

¿ Y cómo sónó el concierto de Barcelona?

La canción elegida para saludaros este sábado y desearos suerte en todo es “The Ministry Of Defence”, de elocuente título e includia en su nuevo disco. Naturalmente tal y como sonó en el Primavera Sound Pj Harvey acompañada de músicos impresionantes y que lo tocan todo, como John Parish o Mick Harvey.

Fin de semana fresquito, Radio Head….

VIERNES, LLEGA EL FINDE Y CON ÉL, LAS NUBES Y EL FRESQUITO DE LA TIERRA. Qué le vamos a hacer. Leeremos (Lionel Asbo”, de Martin Amis), iremos al cine (“Una madre imperfecta”, con la perfecta Susan Sarandon, aquí, en Getxo), veremos los primeros partidos de la Eurocopa de fútol (España no debuta hasta el lunes) y disfrutaremos de la music (esto lo explicamos más adelante).

Vale, estamos de racha en España. En pocas semanas hemos tenido la oportunidad de ver en concierto a Bruce, a Paul McCartney y a Elvis Costello. Y no, no hemos visto, por diversas razones, ni uno solo de estos tres superapetecibles directos, que además han sido fenomenales. Los dos últimos, solo en Madrid, por cierto.

Pero si hay dos conciertos de los celebrados este año que lamentamos de verdad verdad habernos perdido son los de la diva Pj HARVEY y el de los asimismos británicos RADIOHEAD; han tocado en Barcelona, dentro del monumental e inabarcable cartel del Primavera Sound, uno de los mejores festivales del planeta Tierra; tanto una como otros, presentando sus nuevos discos recién publicados. Y eso que hemos visto varias veces en concierto a lo largo de estos últimos años tanto a una como a los otros. Pero es que son una debilidad, oye.

Hemos tenido la suerte de encontrar en la Red este video del concierto íntegro de RADIOHEAD en Barcelona el pasado viernes, 3 de junio .

El set-list es perfecto:
Burn the Witch
Decks Dark
The National Anthem
Lotus Flower
No Surprises
Pyramid Song
Karma Police
Everything in Its Right Place
Street Spirit (Fade Out)
Paranoid Android
2 + 2 = 5
There There
Creep

Es decir, temas del nuevo disco y, entre ellos, muchos de los grandes hits (y la mayoría de los imprescindibles) de la mejor banda del mundo en activo.
Hemos visto dos veces seguidas el video entero (casi una hora) y estamos emocionados. Si tienes prisita o no estás del todo convencido, nos permites una sugerencia: vete hasta el minuto 52 pasadito, y dale al play a la última canción del video: “Creep” al aparato, Radiohead en su máxima expresión. Lo dicho: lo mejor del mundo mundial.

Ventajas de las grandes ciudades

Vivir en la capital tiene sus ventajas. Nos encanta Getxo, nuestro entrañable pueblo-ciudad, con sus playas, sus paisajes, su hostelería de primera y su ambiente tan peculiar, su música en directo en tantos garitos y, claro, todo lo que ocurre en Bilbao, pero hay cositas difícilmente alcanzables para urbes de tamaño pequeño o medio. En Madrid, por ejemplo, este pasado finde tenían la imprescindible expo de El Bosco y dos conciertos de talla mundial, el de Paul McCartney y el de Elvis Costello que, según nos cuentan, ambos extraordinarios del todo.

No se puede tener todo, pero siempre podemos seguir disfrutando en casita con videos alucinantes como este. Buena noche de este precioso lunes que los gafes de la meteorología habían pronosticado como revuelto lluvias y tal. Esta primavera no están dando una, y menos mal. Llevamos dos días espléndidos, señores, con la terraza llena en La Estación , a pesar de los agoreros supuestos especialistas.

Recomendación de 2 películas

DOMINGO TODO EL RATO. No llueve pero ganas no le faltan. RECOMENDAMOS DOS PELIS. En fin, que todo apunta a que de playa, cero y de terracita al sol, casi cero también. Buen día, por tanto, para ir al cine. Aunque quizá el mediodía dé juego y permita paseo y vermú; ojalá, y si eso, ya sabes dónde estamos.

Ayer inauguramos la expo fotográfica de IÑAKI OÑATE, con estupendo ambiente y todos los invitados y clientes/amigos encantados con la calidad técnica y la belleza de las poderosas y en cierto modo imponentes obras de este fotógrafo profesional bilbaino que conforman la muestra “Texturas muertas” y que, todo el mundo lo comentó ayer, remiten casi más a la pintura que a la fotografía.

También disfrutamos de la victoria de (la ya nuestra, y es que la hemos adoptado: vasca y española y listo) GARBIÑE MUGURUZA. Nunca una sobremesa deportiva fue tan satisfactoria. ¡¡¡¡Cómo juega Garbiñe y cómo nos hizo disfrutar!!! Y, no podemos resistirnos a dejarlo escrito, qué guapisima, qué estilazo, y qué sonrisa tan encantadora, ufff.

Dejadnos, para terminar, recomendaros dos pelis interesantes y muy distintas:

MÁS ALLÁ DE LAS MONTAÑAS. Peli china a más no poder (pero) amena y con trama potente. Melodrama existencial e histórico, roza el culebrón pero es para bien (casi siempre).

Escrita y dirigida por Jia Zhang Ke, autor de cierto prestigio, es su octavo film.

“China, a finales de 1999. Tao, una joven de Fenyang, es cortejada por sus dos amigos de la infancia, Zang y Lianzi. Zang, propietario de una estación de gasolina, está destinado a un futuro prometedor, mientras que Liang trabaja en una mina de carbón. Su corazón está dividido entre los dos hombres, y debe tomar una decisión que sellará su destino y el de su futuro hijo”.

Tres pedazos de vida (desde final del siglo pasado hasta 2.025) de otros tantos personajes, amigos (dos hombres y una mujer: ya tenemos montado el primer lío) de la adolescencia, sirven para reflejar la evolución social, ecónomica y psicosociológica del gran páis asiático. Un tanto irregular a la hora de narrar el relato, pero a su notable valor documental e histórico le suma su generosidad en momentos emocionantes. Y tiene un punto fuerte, que se mantiene intacto en todo el metraje y que sostiene el interés del espectador, el de ir poco a poco comprobando la pequeña cultura de los chinos, la definida por los actos, las conversaciones, las decisiones, las preocupaciones, los ritos… de la vida cotidiana de los asiáticos. Deliciosa, muy lograda en lo estético, pequeña y grande a la vez, recomendable absolutamente.

UN DOCTOR EN LA CAMPIÑA, más francesa que la torre Eiffel o que ese horror de vino joven -carísimo para lo que es- y al que dicen beaujolais. Pero entretiene muy dignamente, plantea cuestiones importantes y priman los buenos sentimientos, sales con buen estado de ánimo de la sala sin sentirte tonto ni manipulado; no es poco.
Dirigida por Thomas Lilti, también coautor del guión.

“Todas las personas que viven en esta zona rural pueden contar con Jean-Pierre, el médico que les ausculta, les cura y les tranquiliza a cualquier hora del día, los siete días de la semana. Enfermo a su vez, acepta la llegada de Nathalie, recién llegada de su trabajo de hospital, para que le ayude. Pero ¿se las arreglará para adaptarse a esta nueva vida y sobre todo a conseguir el reto de sustituir a aquel que se creía irremplazable?”

La típica peli francesa, en el buen sentido de la palabra. Grandes actores (Francois Cluzet se ha convertido en uno de los grandes divos del cine europeo), tenue sentido del humor, personaje central femenino elegante, seductor a medio plazo y de una belleza particular y misteriosa, music embriagadora (Low, ni más ni menos, se hace cargo de la banda sonora), paisajes que venden país, paisanaje curioso e intenso, historia sencilla e incluso previsible pero siempre emocionante y muy humana… Peli de buenos sentimientos y ejes temáticos/dialécticos ya muy manidos (campo-ciudad, soledad- pareja, medicina tradicional vs. tecnificada e impersonal salud-enfermedad, juventud-madurez…) pero todo funciona como un reloj de precisión. Entretenimiento de calidad, para todos los públicos. Y no hay apenas cursilería, almíbar o afectación; incluso abundan las escenas sanitarias y de personajes locales crudas y realistas, sin cocción ni predigestión, y otras de indudable valor socio-político, como la reunión entre agentes sociales y políticos del pueblo y de la comarca para discutir la conveniencia de construir un centro de salud; todo un milagro esta buena dosis de realismo y verité, porque la peli se prestaba mucho, tanto el argumento como los personajes, a la banalidad, a contar del modo de siempre lo mil veces contado y a bañar el conjunto de esas claves de lo convencional/comercial, de lo inane y aburrido, en pocas palabras. O seas que, a verla, que merece la pena. A admirar la composición del personaje que hace el gran Francois Cluzet, ¿el Ricardo Darín francés?

El tema elegido para despedirnos hoy tenía que ser, por fuerza, para hacer frente a este tiempo tan apagado, alegre y movidito. Vamos a sorprender a más de uno con la canción de hoy: del ya muy reconocido BOMBINO (se llama Omara Moctar, y es tuareg de Níger), “Timtar”, uno de los temas que más nos gustan de su espléndido nuevo disco.

Podríamos pedirlo para el festival de Folk de Getxo, ¿a que sí?

Primero de Junio: exposición de Iñaki Oñate

SÁBADO PRIMERO DE JUNIO, ya casi olemos el veranito lindo. Ya están colgadas de las paredes de La Estación de Neguri las imponentes fotos de nuestra nueva exposición, “Texturas muertas”, del fotógrafo bilbaíno IÑAKI OÑATE.

Y esta tarde/noche vamos a Inaugurar por todo lo alto esta expo con un evento estupendo, al que desde ya y desde aquí te invitamos.

Aprovechamos para contarte algunas cosas sobre esta magnífica exposición, en palabras del propio artista:

SOBRE IÑAKI OÑATE

“Vivo en Bizkaia, a caballo entre Algorta y Mungia. Hace años que decidí sacar la fotografía a la calle. Seamos razonables, somos sociales, y nos gusta estar con la gente, charlar y tomar algo. Aunque nos empeñemos en que lo culto es visitar museos y salas de exposiciones, al final todas las semanas ocupamos los cafés y bares de nuestro entorno, incluso de vez en cuando visitamos otros nuevos, por algún motivo. Quiero decir con esto que lo más inteligente es llevar las obras donde va Vicente…

SOBRE LA FOTOGRAFÍA

“Lo cierto es que aquí puedes hacer lo que quieras, como es Arte y el arte es algo tan subjetivo… vale todo. ¿Quien puede decir que la opinión o visión de alguien es buena o mala? Podremos decir que nos gusta o no nos gusta, siempre, claro está, dentro de un dominio de la técnica. Hace ya unos años que vengo haciendo videos en TIMELAPSE, partiendo de fotografías de alta resolución (Lo que equivaldría a un 8K + -) y aunque es laborioso y lleva muchísimo tiempo (Hay tomas realizadas durante 8 horas) merece la pena. Tienes tiempo para pensar, para admirar, para disfrutar… Ves las cosas pasar a toda velocidad… 8 horas se convierten en 4 segundos… y eso es muy especial…Lo has visto en cámara lenta… pero eres capaz de hacer que la gente lo vea en muy poco tiempo… ahora que parece que el tiempo es tan importante “.

LO QUE MÁS LE GUSTA DEL ARTE:

“La verdad que mis gustos tiran más a los pintores que a los fotógrafos. Me gustan mucho Lazkano, Edward Hopper, Rembrandt y el pop-art”

QUÉ VA A ENCONTRAR EL ESPECTADOR EN ESTA EXPO:

Esta es la tercera muestra que hago con “Texturas muertas”. Primero fue en la sala Birika de Derio, y después en D200, en la fundación Orona de Hernani. Es una colección muy personal de fotografías impresa en Dibond cepillado, lo que confiere a las fotos una sensación de 3D impresionante al interactuar con la luz. Las obras intentan mostrar las diferentes texturas de cosas que nos pasan inadvertidas, y que sin embargo tienen un alto nivel plástico. Son fotografía en estado puro, creo que con un buen grado de acomodación a cualquier espacio y con unos tamaños adaptables.

Vale, pero DE QUÉ TRATAN EN REALIDAD LAS FOTOS:

“El eje temático es la contemplación de las embarcaciones en el desguace de barcos de Ondarroa, con sus texturas heridas y las emociones que trasmiten. En el final de una travesía, todas las marcas de los avatares, herrumbrosas ya, cuentan y lloran… solo hace falta escuchar y observar”.

Nos vemos esta tarde, no faltes. Recuerda: FIESTA de Inauguración de la exposición de fotos de Iñaki Oñate, a partir de las ocho de la tarde.

Os dejamos con un temazo de BOB MOULD, quien fuera lider de los estadounidenses Husker Du (punk, hardcore, indie-rock y en este plan, pura energía), aclamados en los 80s. Toca Bob Mould hoy en el festival Primavera Sound de Barcelona con su proyecto en solitario, presentando su sabroso y guitarrero nuevo disco. Esta canción es del anterior, pero nos encanta y va en directo. Que, por cierto, menudos conciertos da el tío, pudimos comprobarlo hace unos 6 ó 7años, precisamente en un Primavera Sound.

Sin con esta tralla de rock del bueno no te despiertas absolutamente, es que estás enfermo; o que lo de ayer fue un exceso de los de verdad.