El Athletic, en plena crisis existencial

VIERNES Y VISPERA DE REYES. El Athletic sumido en plena crisis existencial con el problemón de la marcha de Kepa, y el folk/country sin alergias ni fronteras dándonos, casi cada día, nuevas alegrías. La music nunca nos falla, y menos mal. Hoy, CIRCUIT DE YEUX nos salva de la depre. Mañana es Reyes, y en casa seguimos celebrándolos, en pijama tras el desayuno desenvolviendo regalos y sonriendo sin parar, solo ocurre una vez al año; será que somos gente de tradiciones.

LLUEVE y casi está confirmado que NOS QUITAN A KEPA. Es porque él quiere, y se comprende: en el fútbol, la fama universal, la posibilidad de jugar las mejores competiciones del mundo y el acceso al gran dinero solo los pueden ofrecer media docena de clubs multimillonarios, la mayoría ultrafinanciados por dinero de la tele, el petróleo árabe o, en el próximo futuro, el imparable aluvión asiático. Ahora bien, ¡Viva la libertad individual y que cada uno haga con su carrera profesional y su vida personal lo que estime conveniente!, eso por adelantado.

¿Si deseamos que le vayan bien las cosas a Kepa? Pues, desde luego, tampoco lo contrario, pero no sé, la verdad. Su decisión, aparentemente muy meditada, hace daño, y donde duele: que uno de los más emblemáticos y consolidados valores surgidos de la cantera del Athletic, un chaval de Ondarroa de solo 23 años que sin haber cumplido siquiera una temporada completa en Primera con el que ha sido su equipo desde que tiene dientes y con el que en buena lógica debería soñar jugar al menos una buena parte de su vida deportiva, decida cambiar de club sin terminar siquiera la primera etapa del ciclo de su vida en el Athletic, disgusta y preocupa a los aficionados porque nos reafirma en que el poder emotivo, de cercanía y afinidad con tu terruño y tu infancia de lo que ya es más su negocio que una actividad deportiva, está tocando a su fin. ¿Qué es primero para el club, los éxitos deportivos, cada vez más inalcanzables, o la protección y mantenimiento de sus esencias y peculiaridades?

Aceptamos que si realmente Kepa fuera ya uno de los cinco o seis mejores porteros del mundo, el hecho de que el Athletic (serie media/media en el concierto mundial) no pueda retenerlo por su insuficiente fortaleza financiera respecto de los grandes clubs del futbol planetario es una desgracia inevitable a día de hoy, es decir, con la mentalidad pragmática e individualista de todas las personas, y cómo no de los deportistas que tienen una carrera profesional más corta y exigente que la de casi cualquier otro trabajador; pero que Kepa se nos escape a las primeras de cambio, sin haber demostrado apenas nada (qué menos que un par de temporadas excelentes en Primera), más allá de que apunta maneras de gran portero, es un fracaso en toda regla para el Athletic.

No es un detalle menor ni un asunto puntual; quizá el problema es de fondo, y a Urrrutia y su séquito -a los que un poco menos de soberbia y de cerrazón fundamentalista y un poco más de contacto con la cruda realidad les vendría muy bien- les falte entereza, lucidez y modestia para asumir que nuestro equipo (en un ejercicio de realismo que parece querer soslayarse) ha de saber conformarse con disfrutar solo de la primera etapa -dos, tres o cuatro años riendiendo al máximo-, de los pocos cracks que pueda generar su cantera; y nada más, porque antes o después, se irán a donde les paguen más y donde puedan luchar por objetivos deportivos más ambiciosos.

Kepa, dice la prensa blanca, se pasó anteayer por las instalaciones deportivas del Real Madrid para pasar el preceptivo examen médico. En otras palabras, ya tiene pie y medio en uno de los tres o cuatro mejores equipos del mundo. Se nos ha ido. Habrá que resignarse, es ley de vida, el dinero -y lo que conlleva- manda, pero parece obligatorio hacer un ejercicio de -profunda- reflexión cara al futuro.

———————————————————————————–

Y ahí lo dejamos, con una estupenda y enrevesada canción de la enésima revelación que nos llega de EEUU. Realmente curiosa la propuesta de CIRCUIT DE YEUX (el proyecto de la aún veinteañera Haley Fohr), que en su ya sexto disco demuestra que desde el folk (y ahí metemos, cómo no, el country alternativo) y el indie-rock menos acomodaticio se puede llegar casi a cualquier lado; emocionante, tremendo, sugerente, evocador y hermoso, se entiende.

Otra vez un lunes normal

OTRA VEZ UN LUNES NORMAL, tras una semana que nos ha descolocado a todos.
Una semana con más días festivos que días laborables en los NOS HEMOS SENTIDO:

TIMADOS y dolorosamente DEFRAUDADOS por el padre de la niña enferma que, tras pasearla exhibiéndola por los platós de TV haciendo alarde de su pena, se quedó -para comprar relojes de lujo y en este plan- con los donativos de la gente que quería ayudar a que la niña pudiera costearse los gastos de su caro y complejo tratamiento. Confiemos en que esta villanía aislada y extraordinaria no dé razones a quienes hacen de lo inusual teoría y acabe desanimando a la gente a ayudar a quienes más lo necesitan, aquí y allá.

ACOJONADOS POR LO QUE SE NOS VIENE ENCIMA: DONALD TRUMP VA EN SERIO, y da miedo. No es simplemente un fantoche, un excéntrico infantiloide, estúpido, hortera y paranoico que llegó a presidente para cumplir un sueño egomaníaco de quien ya no sabe qué reto plantearse para seguir sobreeexcitado y sentirse el único y el mejor en todo; ni siquiera es solo un empresario carca y explotador que no cree en nada que suponga avance humano o igualdad y que se ríe de todo, tampoco, porque hay más. Trump es un retrógrado en toda regla, un iletrado de libro que aspira a crear un mundo a su delirante medida, simplificarlo todo como un niño dictador y caprichoso, al que además le coincide para poner en marcha su trastornada visión precisamente el mundo más complejo e interconectado que jamás haya existido. Y lo decimos porque para lograr sus objetivos, equiparables al ultraliberalismo más cerril, insolidario, antiecológico e inhumano, ha comenzado a cimentar su gobierno recurriendo a una cuadrilla de impresentables, mala roña, expresión de épocas y acontecimientos deleznables que todo el mundo prefiere olvidar, a los que no pocos republicanos de toda la vida miraban de reojo cuando no desdeñaban en púbico con indisimulado desprecio. El que no es un general belicista, intervencionista y ultraderechista, (en este caso, el que regirá las cosas de la economía) es un empresario famoso por pagar sueldos de miseria, ignorar las leyes más elementales de la ciencia económica y menospreciar los derechos de sus trabajadores. O el sujeto que va a drigir la Agencia de Medioambiente, que era quien con más fervor la combatía en la era Obama: niega este individuo el cambio climático y, qué casualidad, está directa y públicamente vinculado a lobbies de empresas del sector energético más contaminante; o un/a antiabortista, homófobo y ultracatólico/a cuyo sueño húmedo es acabar con el frágil e incompleto sistema sanitario semipúblico que pretendía montar Obama para al menos dar cierta asistencia y cobertura sanitaria a los más pobres; A esto sumamos otro perfil, el de la comunidad ultraconservadora en lo moral y social, integrista religiosa y creacionista (a estas alturas, sí, hay quien sigue defendiendo -y además, que es lo peor, pretende que se enseñe en las escuelas-, que el mundo lo creó de la nada un Dios). En suma, que el círculo más estrecho de colaboradores de Trump -sus ministros, por decirlo de algún modo- está compuesto por una caterva de personalidades destacadas del Imperio del Mal, que si se cumplen las previsiones harán todo lo posible por frenar ese ineludile y esperanzador, además de justo y necesario, camino que las grandes potencias habrían de trazar hacia un sistema económico y, en general, una sociedad compasivos con el medio ambiente, comprometidos con proteger a los desfavorecidos y excluidos del sistema, con promover la igualdad de oportunidades y combatir la probreza, con crear una sociedad que integre a toda la diversidad de los seres humanos (razas, procedencia, religiones y sistemas de valores, homosexualidad y transexualidad…) que, por la razón que sea, convivan en cada entorno/país concreto.

DISGUSTADOS PORQUE EL ATHLETIC DE ESTA TEMPORADA NO FUNCIONA. En San Mamés se gana, sí, pero no es suficiente; además, ni siquiera aquí jugamos bien media hora. La culpa mayor es la de los jugadores, sin duda (¿alguien puede explicar qué demonios les pasa a Laporte y San José?), pero creemos que Valverde debería actuar de un modo distinto para salir de este marasmo de inoperancia que, naturalmente, no sabemos cuál podría ser. Siempre, de todos modos, nos queda la duda de si este equipo no da para más, es decir, que nos tenemos que conformar con ir a la Europa Liga (casi) cada año, pero solo a sufrir y superar alguna fase a trancas y barrancas, y resignarnos a no ganar un título ni en sueños. Y olvidarnos de disfrutar de un fútbol hermoso y emocionante e incluso de, al menos, una de la dos cosas. Porque por ahora…

SENSATOS Y LÚCIDOS, al comprobar estos últimos días lo que venimos meses diciendo: todo está escrito/hecho en política, y aunque pensemos que podemos cambiarlo todo, pues va ser que menos, bastante menos, porque, queridos amigos/as, el ser humano es así. Tanto llamar casta a todo lo que no es uno o sus amigos, tanto denostar las luchas cainitas y personalistas en los partidos tradicionales… para luego caer en lo mismo que todos. Lo que pasa es que todos pensamos que nuestro caso es super especial, que “es que no tiene nada que ver”. Y no, qué va, tiene mucho que ver. Es una pena, sí, pero casi todo está inventado/a en el ámbito del comportamiento humano y de las instituciones que nuestra especie crea y gestiona. Por eso, todo se repite una y otra vez. Quizá es que aún son muy jóvenes y voluntariosos y no lo saben, pero ya se irán enterando ya. Pero mejor si se sintieran menos especiales y asumieran que son terrestres, no gente venida del espacio interestelar a resolver con la varita mágica y las teorías de universidad no testadas en práctica real alguna lo que en décadas no se ha sabido solucionar.

ILUSIONADOS PORQUE LLEVAMOS UNA BUENA RACHA DE PELIS (“Paterson”, sobresaliente, y “la Llegada”, notable) Y AÚN NOS QUEDAN VARIAS MUY PROMETEDORAS, entre ellas la española “María (y los demás)” .

MUY CONTENTOS POR EL ÉXITO DE MCENROE Y NEW RAEMON en Barcelona (sala Razzmatazz) en el primer concierto de la gira de presentación de su nuevo e impecable disco conjunto “Lluvia y truenos. A ver si cae en Bilbao un concierto de esta gira, que de momento es que no.

Venga, que para un lunes ya es suficiente. Os dejamos con “Doors Of Heaven” una de nuestras favoritas del discazo “The Ghosts of Highway 20” de nuestra diosa particular, LUCINDA WILLIAMS, publicado este mismo año. Esta música y esta voz nos pueden, qué le vamos a hacer. Es la América que nos gusta, la de Patti Smith el otro día en el Nobel, la de la poesía de Dylan, que ni Trump ni sus (muchos de ellos, incautos e ignorantes) seguidores nos harán olvidar, por nada del mundo.