Malas noticias, desayuno y buenas canciones

Buenos días y mejor desayuno. El mío ha consistido en mala ostia y preocupación por el ataque contra Siria, zumo naranja industrial, naranjas enteras, nueces, café con leche (desnatada, je), tres galletas maría y una magdalena. Feliz sábado, eso por adelantado.

Tremendo ambiente ayer, por cierto, en el acto de presentación de la expo de acuarelas de RICARDO VILLAR en La Estación de Neguri, pese a la lluvia.

Canciones como esta de la estadounidense de Phoenix (Arizona) COURTNEY MARIE ANDREWS (de su nuevo disco “‘May Your Kindness Remain’), aportan luz, ayudan a disipar esas nubes omnipresentes que cada vez nos afectan/intimidan menos, a todo se acostumbra uno. Menos, gracias a Dios, a la sinvergonzonería de los “servidores” públicos.

Cuando compruebas el desempeño vocal de ciertos artistas del mundo country-folk (en realidad, son muchos: ayer pusimos a Grant-Lee Philips) te da por pensar que hay tantos artistas pop que no saben cantar o que carecen absolutamente de una voz no ya capaz de transmitir emoción sino siquiera significativa…, ¿se darán cuenta o es cosa solo nuestra?

En realidad, antes quería poner esta canción que va abajo, pero la que ha quedado al final, “Lift The Lonely From My Heart” tampoco estaba mal, ¿no?. Bueno, va la acoyonante “Rough Around The Edges”.

Novedades en el próximo BBK Live

BBK LIVE 2014, NOVEDADES, las valoramos y tal. Aunque los medios de comunicación hayan destacado la terna que componen John Newman, Foster the People y Vetusta Morla, nosotros nos quedamos con dos nombres que suman mucho atractivo a esta edición del BBK LIVE, ambos de cantautores con banda. El de más relumbrón es CONOR OBERST, genuina joya del folk-rock americano que prometía al muy precoz (tenía solo 18 años) comienzo de su carrera como líder absoluto de la banda Bright Eyes, con la que grabó más de una decena de discos, quizá más de lo que ha acabado dando hasta el momento, pero que ha grabado en su trayectoria en solitario y ya en proyectos firmados con su nombre propio hasta tres discos, todos más que estimables, de folk-rock más sencillo y menos eléctrico que con su anterior banda. Este trabajador incontinente de la music comenzó muy joven a componer canciones y grabar discos, y también –quizá desmasiado- pronto le llegó el reconocimiento de crítica y público. El nuevo Dylan le llamaban a primeros de 2000, y llegó a ser una estrella del indie-rock con su aclamado grupo Bright Eyes, con el que se movió sin prejuicios entre el folk cantautoril, el country-rock y el pop electrónico (un disco que no nos gustó mucho, y que creó su polémica), ahí es nada. Vimos a Bright Eyes triunfar un par de veces en festivales de relumbrón), pero este artista, que solo tiene 34 años aunque sea ya todo un veterano de la escena, es un tipo difícil de ver sobre un escenario, y es que se prodiga muy poco en conciertos, al menos en Europa. Se nos olvidaba: por si no fuera suficiente (unos quince discos publicados con sus dos principales proyectos, y sin haber cumplido siquiera los 35 años), Conor Oberts grabó en 2009 un disco como miembro de un combo -hasta la fecha- ocasional pero de primera fila, de nombre Monsters of Folk y nada menos que con la compañía de M. Ward y Jim James, de My Morning Jacket. De ahí que el set de CONOR OBERST puede ser uno de los grandes momentos del festival. Además, viene disco nuevo bajo el brazo (lo publicará a finales de mayo) , y el anterior, “One my kind”, que data de 2012 está bastante bien y tengamos en cuenta que este Oberst tiene repertorio de sobra (sobre todo, si tira de sus temazos en la etapa como Bright Eyes) como para componer un buen show. Ah, canta y toca la guitarra como Dios, como es natural.

El otro gran nombre que destacamos de las incorporaciones al BBK Live es el también treintañero, pero inglés, FRANK TURNER, típico cantautor como de segunda fila y carente del carisma de los grandes (y es que tiene, en verdad, pocos rasgos distintivos) pero que no para de hacer buenos discos, como el último, de este pasado 2013, de título “Tape Deck Heart”, tono animado y extravertido, y tempos más rápidos e instrumentación más rica en su canciones que en otros discos suyos y que, con sus composiciones que se mueven entre el folk con carácter, el soul y el pop-rock has podido escuchar en La Estación con frecuencia, de tanto que nos gusta. Un Bruce Springsteen menos enfático y de voz más fina (y muy bonita) y que se rinde, solo de vez en cuando pero sin disimulo ni recato, al pop lindante con lo comercial. Concierto este que conviene no perderse si gustáis de la diversión musical, avisamos para quienes acudáis al festi más bilbaíno del mundo.
Vale, el cartel del BBK LIVE 2014 está quedando molón. Hay –como es de rigor- grandes figuras en decadencia, como Franz Ferdinand y Jack Johnson, otras que atraviesan un buen momento, como Black Keys; y varias bandas del indie-pop-rock más energético y atractivo, como Phoenix o MGMT, e incluso joyas semiocultas como los alt-country canadienses Elliot Brood, pero SIGUE FALTANDO ALGO, un gran nombre que mueva al gentío a un lugar tan inhospito e incómodo como Kobetamendi. Por si no se les ocurre a los organizadores, a quienes siempre “reprocharemos” que no puedes incluir en la misma edición a dos bandas míticas y galácticas como The Cure y Radiohead, porque jamás podrás superarla (bueno, si se reúnen de nuevo Talking Heads y The Smiths, y los traes a la vez, podrías competir en magnetismo y efecto llamada con la inolvidable edición de 2012, ¿no?), les sugerimos un nombre: el californiano BECK, estrella mundial tan respetada como respetable y que acaba de publicar, seis años después de ‘Modern Guilt’, un nuevo álbum, ‘Morning Phase’, que, tras las primeras escuchas, tiene pintón. Sería un puntazo de los buenos tener a Beck en Bilbao. Le hemos visto varias veces en directo, y nunca nos ha fallado. Os dejamos con “Blue moon”, una de las que más nos gustan de este estupendo nuevo disco de BECK.