¿Un poco de corajudo rock americano con chica al frente?
Lo tengo: se llaman SWEARIN, son de Filadelfia (EEUU) y hace unas semanas publicaron su tercer disco, de título “Fall into the Sun”, que supone su vuelta a la escena tras anunciar su desaparición hace cinco años.
No los conocíamos de nada nada.

Escucha, hasta el final por favor, el primer tema del disco, “Big chance” y me cuentas, a ver.

Me he hecho adicto a “Fall into the Sun”: no es nada novedoso ni excepcional (Swearin no llegan, en mi nada docta opinión, a la excelencia de Big Thief, por ejemplo) , pero tiene casi todo lo que me gusta. Sentimiento y poderío emocional en el canto, buenas letras, voz estupenda de chica (Allison Crutchfield, asimismo compositora de las canciones junto a su expareja Kyle Gilbride, que es el guitarrista de la banda) en plan cantautora folk-rock con ramalazos punkies (a veces recuerda a la gran Courtney Barnett, sí) , guitarrazos y batería que buscan y encuentran un climax ruidoso, y mucha mucha actitud. Hasta un toque power pop muy rockero, eso sí, en plan Superchunk tienen Swearin.

Claro que apetece una barbaridad pillarles en directo. Seguro que llegan a los festivales de aquí en la temporada primavera/verano 2019, apuntadlo: SWEARIN.
Es un disco que no te cansas de escuchar, muy variadito él, que te sobresalta a menudo con sus cambios de tono y volumen pero que acaba convenciéndote. En poco más de un mes me han conquistado pero a base de bien. Prueba si eso.