Yendo como va el cartel del BIME 2018 (parece que lo hubiera confeccionado uno mismo, je; lo de sumar de una tacada a Sun Kil Moon, Jose Gonzalez y Fever Ray es como para creer en que Dios te escucha) ya solo cabe pedir que en el próximo anuncio de nuevas bandas que completen el fantástico cartel (Damien Jurado, Slowdive, Kurt Vile, Aphex Twin, MGMT…) los organizadores (eterno agradecimiento desde ya, oigan) de este festival de ensueño tan cerca de casa comuniquen que se suma al evento el dúo australiano LULUC, que acaba de publicar “Sculptor”, un nuevo disco (es, tras el memorable “Passerby”, el segundo), al que nos entregamos desde ya. Este tema, “Spring”, es el que abre el disco, y es el segundo que conocíamos, desde que hace unos meses se publicó el video de”Heist”.

Seguro que LULUC no vienen al BIME, pero la verdad es que en el negociado del folk/pop las voces de chica (como, en el caso de Luluc, la de Zoë Randell; o en otros, je, nuestras adoradas Laura Marling, Aldous Harding y Phoebe Bridgers, que el año pasado firmaron tres excepcionales discos) nos gustan tanto o más que las de chico, y en este edición del BIME tenemos tres colosales cantautores folk de talla planetaria (Damien, Jose y Mark Kozelek) pero no hay una sola chica, salvo la donostiarra Elena Setién, cuya carrera seguimos con atención y a la que respetamos mucho, pero que no llega a los niveles estratosféricos de los artistas que estamos mencionando.

Era solo por comentar. Y no con el objetivo de criticar el cartel del BIME, eso ni pensar.