DOMINGO, ya queda menos para ver a Damien y a Kozelek, y antes de comenzar a hablar sobre lo más destacado (o sea, lo que más nos gusta) del BIME a celebrar el próximo finde en el BEC de Barakaldo, comentar una cosita, la coincidencia de que estemos disfrutando esta última semana de lo lindo con cuatro discos de artistas con nombre propio que cursan en solitario o casi y que suponemos conocidos para el aficionado medianante informado en materia de pop, folk, soul, rock… y, por decirlo de algún modo, más bien ya casi clasicotes y convencionales en cuanto a estilo, referencias y sonido se refiere.

Los cuatro artistas de que hablamos sin aún nombrarlos han facturado discos que sin ser redondos, rayan en el notable y resultan muy agradables de escuchar; sin aristas, sorpresas, rarezas ni mayor dificultad para el oyente. Los cuatro discos contienen buenas canciones, arreglos inspirados y bien terminados, una producción adecuada y un sonido estupendo que los convierte en idóneos para ser escuchados del tirón, particularmente si no se les puede prestar toda la atención por estar uno dedicándose a otra tarea. Eso sí, cuando uno cae en la cuenta de que hay music en el aire, piensa: oye, qué bueno lo que suena.

Son estos cuatro, todos recomendados por quien suscribe:

ELVIS COSTELLO: “Look now”
AMOS LEE: “My New Moon”.
GRAHAM PARKER: “Cloud symbols”
JOSE JAMES: “Lean on Me”

Music de calidad, convencional y profesional en el mejor sentido de la expresión, hecha por artistas con muchos discos a sus espaldas. Lo de Elvis y Graham es punto y aparte: llevan más de 40 años publicando material grabado; Amos Lee y Jose James -por edad, ambos podrían ser hijos de Costello y Parker- comenzaron su discografía el primero en 2004 y James en 2.008, tienden más al soul y la music negra-, y aún les queda mucho para llegar a la altura de estas dos veteranas luminarias del pop, pero llevan ya un interesante camino recorrido.

Music para disfrutar de lo lindo, sin compromisos ni mayores exigencias, pensamos. Hemos pinchado estos últimos días los cuatro discos en La Estación de Neguri sin clemencia y han funcionado fantásticamente. Hoy caerán varias canciones de cada uno en el aperitivo, claro. Se prestan todo a ello, terracita y vermú, con aceitunas. Por si te animas a preparártelo en casa, te damos una RECETA, bien sencilla, para el APERITIVO: mucho hielo, rodajita de limon y de naranja, el zumo de una rodaja grande de naranja, una copa de Martini Bianco, un chorrito de Campari y otro de la mejor ginebra que tengas. Mover sin brusquedades la copa, disfrutar de la belleza de los colores que van apareciendo en el vaso, y venga… poco a poco, disfrutando de cada sorbo, que con dos copas has hecho el día y la tercera puede enredarte, y además está demasiado rico el asunto como para darse prisas. Las aceitunas nos gustan aparte. Y lo del palillo en en la copa no ha molado nunca.

Sí, también nos gusta la music sencilla y que no sorprende ni emociona en demasía. Porque entretener y hacer más agradable y hermosa la vida, sin ser la esencial, también es una función de la music, cómo no; ya hablaremos de la que creemos función más importante (ninguna, je), será otro día. Music lúdica, como de domingo, para pasar a gusto el rato y olvidarte de los marrones de la vie, je.

Dale al play y quizá compruebes lo que hemos querido contar con esta verborrea que nos caracteriza: a ver si en realidad es que usamos el plural solo para escribir más palabras.

Feliz domingo, y aúpa Athletic.

Escuchemos “Don’t Look Now”, del nuevo disco de Elvis Costello, quizá mi favorita, y es que cómo canta el amigo, y cómo suena esa voz.