Me parece que llegar a disfrutar del nuevo disco de LOW, Double negative”, va a exigir no pocas escuchas, pero un par de reseñas leídas y las primeras canciones escrutadas apuntan a que los de Duluth (Minnesota, USA) han puesto la diana muy lejos, ¿quizá demasiado? Habrá que comprobarlo; desde luego, el talento lo tienen para abordar la creación artística desde un enfoque más experimental y arriesgado, y eso se percibe en cada nota de su music. Casi seguro que es discazo, al tiempo. Al igual que sus compatriotas Yo La Tengo (que han entregado este año un -buen- disco complicado e inasible), Low tiene crédito acumulado como para permitirse uno o varios discos más conceptuales, vanguardistas, experimentales, rarunos, ruidistas, flipadetes… de lo habitual, llámalo como quieras.

Os dejo con “Dancing and blood”, el tema con que presentaron Low su nuevo disco, hace ya un par de meses.