Rosa en el jardincito, esta fría mañana de mayo. Escuchando la music de un joven portugués de nombre artístico CALMNESS, en concreto su primer disco “Lavender”, publicado a finales del año pasado, una obra susurrante creada desde muy dentro y que nos llega limpia y bellamente a los de fuera. Si quieres probar con CALMNESS, aquí tienes algunas canciones de este chaval lisboeta, que nos recuerda a House of Wolves, Mazzy Star, Slowdive, Mount Eerie, Grouper y otras exquisiteces atadas a la lentitud e idóneas para paladares dados a la melancolía, y caracteres románticos y reposados. El regreso, por otra parte, y a lo grande, del lo-fi: este joven lisboeta (su nombre real es Guilherme Tavares) ha grabado el disco en su casa sin apenas conocimientos técnicos y con el despliegue mínimo: su guitarra, un sencillo teclado, un micro y el ordenador, y pese a tanta precariedad de medios, suena de aquella manera, una arrebatadora delicia.
(info obtenida en la web mindies.es; gracias, amigos)

Pues eso, prueba si te va bien.