No solo ha sido el bombazo de MBV al completo y con algunas canciones nuevas: la confirmación de los australianos -de Melbourne- King Gizzard & The Lizard Wizard para el BBK Live 2018 es un puntazo de categoría, y viene a subir un poco el lístón del cartel en lo que respecta a la serie media.
MY BLOODY VALENTINE son un cabezón de cartel en toda regla (al menos para la comunidad indie menos adolescente) pero con la contratación del rock psicodélico de nuevo cuño de los megaprolíficos (imposible seguirles: ¡cuatro discos largos! en 2.017) King Gizzard & The Lizard Wizard, que augura un concierto lúdico, variado hasta el exceso e imprevisible, se percibe en los organizadores la oportuna -por necesaria- atención a una descuidada programación en artistas de mediano tamaño del cartel. Reconozco que hay propuestas muy interesantes, incluso poco vistas (Porches, Cigarrettes after sex, Mount Kimbie, Benjamin Clementine…) pero falta cantidad y calidad en este ámbito tan mimado por otros festivales de la relevancia del BBK Live.

Esto habría que corregirlo, ¿eh?. Hablamos de que el BBK Live ofrece en total, en tres días, poco más de 40 conciertos, cuando en el Primavera Sound tienes más de 40 (la inmensa mayoría, muy apetecibles) cada día, y en el FIB algo menos, pero de este orden también. Va, buenas noches con un temazo de King Gizzard & The Lizard Wizard: