TRES, sí, tres estupendos DESCUBRIMIENTOS que en nuestra semanal cita gastro-musical del pasado martes nos filtró ese amigo explorador de lo inencontrable que todo buen melómano debería tener lo más cerca posible:
PETER OREN (en la onda Bill Callahan, vozarrón, gusto tranquilo y estilazo),
TWAIN (proyecto unipersonal de pop de cantautor con escondida filiación folkie, es el multiinstrumentista Mat Davidson, ex de Low Anthem, y su disco “Rare Feeling”, una maravillosa delicia, es de finales del año pasado, suena en la -divina- estela pop de Andy Shauff o Villagers, y su voz -además de a estos dos geniecillos cantores- por un poco aniñada, por la fragilidad, potencia, riesgo y nitidez de registro- recuerda a Jeff Buckley; o sea, lo p.mejor).
RALPH CASTELLI (indie pop de autor, remite un poco al sonido Morr Music, en plan Lali Puna y tal). Ninguno de los tres llega a los 40 años, diría yo.

Os dejamos por este lunes con una cancionaca impresionante de TWAIN. No nos preguntes cómo esta supermusic pop no la conoce nadie; nosotros mismos no sabíamos nada de este artistazo hasta anteayer. Y mira que somos curiosos y le dedicamos tiempo al rastreo…