RIHANNON GIDDENS (jamás la music tradicional sonó más actual que en sus maravillosas canciones) LA HA VUELTO A LIAR con su folk sublime y distinto a todo lo que hay en la faz de la tierra, en esta ocasión con el discazo «There is No Other», en el que cuenta con la extraordinaria colaboración del guitarrista de jazz italiano (y amante de la música antigua, que vaya que se nota, y para muy bien) Francesco Turrisi, que hace además labores de percusiones, toca el acordeón y crea arreglos en un disco inabarcable, mágico, etéreo, atemporal (las referencias van desde el medievo hasta el neofolk recuperado, sin olvidar cosas más moderniquis, como el minimal o el country gótico) que te sugiero escuchar aunque este tipo de music no te llame la atención. ¡Fuera perjuicios y modas! Este es un Perfecto Disco Distinto para estas vacaciones de agosto. Me veo preparando el desayuno en Huelva escuchando la voz de RIHANNON y esa music tan envolvente e hipnótica. Por aquí podría haber ido la hoy felizmente olvidada corriente de la New age, se me ocurre

El único problema para degustarlo al 100% es que junto con nuestros dos discos favoritos de los últimos meses (sí, aciertas: el del delicado y encantador pop/folk del recién descubierto A A Bondy y el de la fastuosa reaparición de rock oscuro toque songwritter de David Berman de Silver Jews con el alias Purple Mountains) es que el de la gran RIHANNON GIDDENS lo tenemos ya tan escuchado que la excitación y el asombro de las primeras catas no reaparecerán pero es igual: hay tanta mediocridad sonora publicándose cada día que merece la pena disfrutar del duradero brillo de estas contadisimas joyas.
Prueba a ver.