21/09/2018

Me gusta más DYLAN LEBLANC en disco, porque le prefiero más intimista y menos rockero pero el de ayer en Bilbao fue un bolo de categoría. ¡¡¡Y es que con seis músicos en escena hay que darlo todo y sonar fuerte!!!

Una gozada de evento, con un aperitivo bien molón: Nicole Atkins, más soul y pop -rock que folk o country, acompañada por la banda de Dylan al completo. Un caballero, sí señor, compartiendo todos sus músicos con el telonero, en este caso artista invitada y de categoría.

A subrayar: poco menos de cien personas en una cita que merece diez veces más público. Porque sonó dpm, porque ambos cantan muy bien, porque irradian buen rollo, cercanía con la gente y amor por la buena music, porque sus canciones son de esas que gustan a todo el mundo… joè, pero si es que ambos incluso tienen estilazo y son bien guapos; en fin… que es un milagro que podamos seguir disfrutando de estos conciertos de tanta calidad yendo tan poca gente como vamos a ellos.

Gracias a quien corresponda. Porque tiene mucho mérito: las cuentas no salen de ninguna manera. Siete músicos (Nicole, Dylan, un guitarrista, un bajista, un batería, un teclista y un violonchelista) y un técnico de sonido, págales con la recaudación de menos de cien personas a 15 euros la entrada. Por eso, gracias, amigos del Antzoki y gracias a músicos y promotores.

 

19/09/2018

Vamos, que nos vamos. Entre Ray Lamontagne y el Neil Young más delicado, intenta crear y destacar (y lo consigue) el joven DYLAN LEBLANC. Dulce melancolía pop de raíces. Hoy en el Antzoki bilbaíno, sala de arriba, o sea, el p. Paraíso. Nos vemos